Los ordenadores van a ser protagonistas por encima de los cuadernos en las aulas aragonesas. Freepik

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón destinará un total de 21.845.812 euros, provenientes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), para salvar la brecha digital del alumnado en el proceso de aprendizaje en los centros educativos sostenidos con fondos públicos, iniciativa que se desarrollará entre los años 2022 y 2023.

Del presupuesto total, 3.728.482 euros van destinado a la adquisición de 7.761 dispositivos para el alumnado y otros 18.117.330 euros al equipamiento de 8.141 aulas digitales, han informado en rueda de prensa el consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, y la secretaria general técnica del Departamento, Estela Ferrer.

El presupuesto para impulsar esta iniciativa corresponde al Componente 19 ‘Plan Nacional de Capacidades Digitales’, del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), que se implementa con el Programa de Cooperación Territorial para la Digitalización del Eco-sistema Educativo #EcoDigEdu.

Dispositivos

Los destinatarios de los dispositivos son centros sostenidos con fondos públicos. En concreto, van a llegar 387 a centros de Educación Primaria, 211 a centros de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), 94 de Bachillerato, 261 de Formación Profesional y a los 49 centros de Educación Especial, ha detallado la secretaria general técnica.

Además, ha continuado, se ha ampliado el objetivo a otros centros y actividades que, por la vulnerabilidad y especiales circunstancias de su alumnado, forman también parte del objetivo de esta actuación, como los Centros de Educación para Personas Adultas y las Aulas Hospitalarias.

También se incluyen los centros que no recibieron dispositivos en las convocatorias anteriores del programa ‘Educa en Digital’, los Bachilleratos de las Escuelas de Artes, el alumnado del Servicio de Atención Educativa Domiciliaria y el alumnado vulnerable con atención específica del convenio con la ONCE.

En Aragón, con el propósito de dar continuidad al programa ‘Educa en Digital’, desde el Departamento se ha optado por la adquisición de 4.390 tablets para centro de Educación Infantil y Primaria, 431 para centros rurales agrupados y 367 para centros de Educación Especial.

Por su parte, llegarán 1.133 ordenadores portátiles a estudiantes de ESO, 358 de Bachillerato y 502 de FP. En la distribución de dispositivos, se primará la situación de vulnerabilidad del alumnado.

Criterios

La secretaria general técnica ha comentado que se van a aplicar criterios «puramente objetivos», teniendo en cuenta el número de becados, así como el rango de becados respecto de alumnado para determinar coeficiente de vulnerabilidad global.

Si el número resultante es menor que el número de becados, se aplica el número de becados. No obstante, para garantizar un reparto equitativo, se ha aplicado un coeficiente global que queda fijado a uno, de esta forma todos centros educativos sostenidos con fondos públicos participarán en la recepción de dispositivos.

La secretaria general técnica ha indicado que, igualmente, se han fijado cantidades máximas de dispositivos por centro, situándose en cien en el caso de las tablets. En los portátiles, se aplica un coeficiente menor, con siete por centro para la ESO.

Para los centros que imparten Bachillerato y FP, se ha establecido un número de dispositivos por grupo en Bachillerato o por porcentaje de alumnado en FP, de uno y cinco por ciento, respectivamente y se establece un tope global de dispositivos por centro que está establecido en cuatro para Bachillerato y en dos por nivel de ciclo formativo.

Aulas digitales

La digitalización de las aulas cuenta con un presupuesto de 18.117.330 de euros y permitirá llegar a 8.141, a las que se dotará de un panel digital interactivo de 65 pulgadas con sistema de anclaje a la pared y equipo informático, que podrá ser de sobremesa o portátil.

En concreto, se va a implantar esta dotación en 5.153 aulas, otras 1.399 recibirá monitores puesto que cuenta con PC de menos de cuatro años de antigüedad, y en otras 1.170 la dotación será un ordenador, al disponer ya de monitor-panel interactivo mayor de 62 pulgadas.

El Departamento ha llevado a cabo un estudio previo de los centros públicos para conocer los equipamientos digitales con los que ya cuentan, especialmente en las aulas y, principalmente, en aquellas aulas asociadas al grupo-unidad de clase.

Tras el análisis realizado, de los 89 centros de titularidad privada sostenidos con fondos públicos de Aragón, se dotará de aulas digitales a 41 centros: 34 de Educación Infantil, Primaria o ESO y siete de Educación Especial.

De acuerdo con el acuerdo, se pretende iniciar una primera fase de adquisición de equipamiento destinada a las enseñanzas de Educación Infantil y Primaria. Posteriormente, se iniciará para las demás enseñanzas, incluyendo un monitor-panel interactivo de mayor tamaño, superior a 72 pulgadas.

ACCIONES COMPLEMENTARIAS

El Departamento ha indicado que, dentro de las líneas de acción del Componente 15 ‘Conectividad digital, impulso a la ciberseguridad y despliegue del 5G’, y de forma paralela a esta digitalización, el Gobierno de Aragón se están acometiendo actuaciones para proporcionar y mejorar la conectividad a los centros, así como el saneamiento y adecuación de la red interna de los centros.

Con una inversión de 4.215.000 euros, se conseguirá que los centros alcancen una velocidad de conectividad de 1 Gigabite y se implementará antes del 31 de diciembre de 2023. Hasta el momento, ya se ha mejorado la conectividad 340 colegios con el ‘Conecta Aragón’ –legando a 33.000 alumnos– y ha quedado reforzada la ciberseguridad.

Esta iniciativa se extiende también a otros edificios públicos del medio rural y está siendo implementada por el Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento quien gestiona estos fondos.

«No es una cuestión menor», ha remarcado Faci. Desde el Departamento de Educación se está revisando la situación de los centros educativos tanto de su conectividad, como de la situación de su red interna y realizando un estudio técnico para conocer las posibilidades de conectividad de los centros a fin de determinar sobre que centros se debe actuar, así como las acciones que se realizarán sobre ellos.

EP