El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, muestra una de las motos compartidas que circularán por la capital. Ayuntamiento de Zaragoza

La empresa Reby, una de las dos ganadoras del proceso de adjudicación realizado por el Ayuntamiento a lo largo de este año, ha iniciado el despliegue de hasta 450 motocicletas compartidas en la ciudad al precio de 0,18 euros el minuto. En enero se prevé que arranque la otra empresa adjudicataria, Cabify, con otros 450 vehículos.

En unas semanas comenzará la explotación de los nuevos servicios de bicicletas compartidas, también adjudicados recientemente mediante un procedimiento de concurso público. En este caso, las empresas ganadoras han sido Idribk, con 1.250 bicis, y Reby, con 840. De todas ellas, el 20 por ciento serán eléctricas y el resto mecánicas.

Está en marcha, finalmente, el proceso de concurso para la adjudicación de las nuevas concesiones de VMP –patinetes eléctricos–. En la actualidad están prorrogados los permisos para las empresas que siguen ofreciendo este servicio, Reby y Bird, aunque en el primer trimestre podría quedar adjudicado el concurso, ahora en licitación, para 1.200 patinetes.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, junto a la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, y uno de los fundadores de Reby, Pep Gómez, ha asistido a la presentación de estas primeras motos eléctricas compartidas.

Azcón ha explicado que la movilidad compartida ha llegado a las ciudades hace unos años y con el objetivo de quedarse. «Motos, bicis y patinetes eléctricos compartidos forman parte de nuestra escena urbana y las hemos incorporado a nuestro día a día».

El alcalde ha subrayado que es «muy buena noticia» porque es un paso más en la movilidad compartida y eléctrica que es impulsar la tecnología y la sostenibilidad y mejorar la forma en la que nos podemos mover por la ciudad».

NOVEDADES

Una de las cualidades tanto del pliego de bicicletas como el de patinetes es que deberán incorporar un candado y tendrán que estacionarse siempre en un lugar habilitado para ello. A través de la app de cada servicio deberá verificarse que queda siempre bien aparcado.

En concreto, la ciudad dispone de más de 1.900 ubicaciones de estacionamiento específico para motos, con casi 10.000 plazas en total. Para bicicletas y VMP hay 1.800 ubicaciones que facilitan el estacionamiento de 20.500 vehículos, a las que se suman las más de 4.000 plazas para bicicletas y patinetes existentes en lugares cerrados, como patios escolares o edificios municipales.

DISPONIBILIDAD A PARTIR DE 16 AÑOS

El servicio de motos eléctricas que se pone en marcha de Reby se integra el alquiler de todos sus vehículos en una sola aplicación de servicios multimodal cien por cien integrada.

Así, los usuarios podrán alquilar y combinar para sus trayectos cualquiera de los tres modelos de vehículo que ofrece la compañía –motos, vmp y, próximamente, bicis— desde una sola app, aspecto muy valorado para los usuarios de la movilidad compartida.

Cada vehículo cuenta con dos cascos y el uso de las motos eléctricas queda restringido para mayores de 16 años, ya que en el momento de registro será necesario verificar en la aplicación el documento de identidad del conductor, así como el carné de conducir.

La empresa anuncia distintas campañas de promoción para su servicio, que tendrá en general un coste máximo de 0,18 céntimos por minuto de uso, según la oferta presentada.