Los 15 consejos del Colegio de Médicos de Zaragoza en la vuelta al colegio

Aula De Un Colegio De Infantil Y Primaria - EUROPA PRESS - Archivo

ZARAGOZA, 27 Agos

Ante la próxima reapertura de los centros educativos, el Colegio de Médicos de Zaragoza (COMZ)considera que ésta debe de ser una prioridad social y sanitaria para las autoridades y ha de producirse de manera ordenada y segura a través de un conjunto de recomendaciones y medidas técnicas que garanticen la reactivación del sector en condiciones apropiadas de seguridad.

En los siguientes 15 puntos, destaca el Colegio una serie de recomendaciones e
indicaciones que son básicas en el reinicio de las actividades en los centros
educativos:

1- Distanciamiento físico:
Mantener, siempre que sea posible, una separación de por lo menos a 2 metros
de distancia entre todas las personas en el colegio (maestros, personal,
estudiantes, padres y madres…).
Distancia entre escritorios/mesas de 1.5 metros de distancia si se puede
garantizar que los estudiantes usan mascarillas.
Ajustar los ratios de alumnado por aula acorde al espacio físico disponible para
poder respetar las distancias de seguridad.
Dotación adecuada de las plantillas (profesorado, personal de limpieza,
administración, control, integración social y servicios educativos y
complementarios) para dar respuesta a las necesidades.

2- Higiene de manos:
La higiene de manos sistemática y programada de los alumnos y profesores con
agua y jabón o solución hidroalcohólica es imprescindible para reducir la
probabilidad de contagio.

3- Mascarillas faciales:
Todos los niños mayores de 4 años y todos los adultos deben usar mascarilla de
manera adecuada (que cubran la nariz y la boca). Cuando se usan correctamente,
las mascarillas son seguras durante largos períodos de tiempo, como por
ejemplo la jornada escolar.

4- Las dependencias del colegio (aulas, oficinas, comedor, gimnasio…):
Cuando sea posible serán los profesores los que se cambien de aula en lugar de
hacerlo los alumnos.
Dejar las puertas del aula abiertas para ayudar a reducir el contacto con
superficies comunes como por ejemplo los pomos de las puertas.

5- El comedor.
Fomentar que los almuerzos de los estudiantes sean en el aula o en pequeños
grupos al aire libre, en lugar de en comedores.
En el comedor además de la distancia de seguridad procurar que los grupos que
se siente juntos sean estables.

6- Controles de temperatura:No se recomienda la medición sistemática de la temperatura ni a estudiantes ni
a profesores ya que no es una medida eficiente de detección precoz.
Ni los maestros, ni el personal ni los estudiantes deben acudir al colegio con
fiebre o síntomas de enfermedad (temperatura superior a 38ºC)

7- Exposición a persona infectada:
Si un estudiante o personal del centro tiene un contacto estrecho con alguien
que se sabe que tiene infección por SARS-CoV-2, debe ponerse en cuarentena
durante 14 días a partir del último día en que estuvo en contacto. El contacto
cercano significa estar a menos de 1.5 metros de la persona durante al menos
15 minutos. Se sabe que una persona está infectada si tiene una infección o
enfermedad confirmada por laboratorio de acuerdo con COVID-19; por ello es
muy importante que las pruebas PCR puedan hacerse rápidamente para tener
los resultados lo antes posible.
Para facilitar el aislamiento y cuarentena de los contactos escolares se
recomiendan los grupos más reducidos “burbuja” que pasen la jornada juntos,
incluyendo clases, recreo o comida. De manera que si se detecta un positivo se
pongan en cuarentena por estos grupos burbujas. Dos o más positivos en
grupos distintos podría ser un indicador para el cierre del colegio.

8- Síntomas en el colegio.
Los centros escolares deberán estar coordinados con los servicios sanitarios a
través de un responsable. En la actual situación de precariedad de recursos
humanos en el ámbito de la atención primaria y de la salud pública, se hace
esencial el incremento de sus plantillas para que puedan atender en tiempo y
forma las demandas que emanen del entorno escolar. En un escenario idílico se
podría dotar de personal sanitario vinculado o adscritos a cada centro.
Debe haber un área específica para aislar a los estudiantes que presenten
síntomas compatibles con COVD19. Para estos casos, los profesionales de la
escuela deben haber recibido formación básica en medidas de protección y
disponer de las mismas.

9- Limpieza y desinfección.
Los colegios deben seguir las pautas establecidas por el Ministerio de Sanidad
sobre desinfección adecuada y desinfección de las aulas y áreas comunes.

10- Autobuses, pasillos, áreas de recreo y áreas de juego.
Dar asientos asignados y uso obligado de mascarilla, disponiendo de reservas
suficientes para imprevistos.
Cuando sea posible promover otras maneras de llegar a la escuela.
Establecer circuitos de circulación adecuadamente señalados (marcar los pasillos
y las escaleras con flechas de un solo sentido).
Evitar el uso de taquillas y de las duchas.
Fomentar las actividades al aire libre, como usar el patio de recreo en grupos
pequeños, y en horarios escalonados
El área de juego de preescolar debe estar incluido en los planes de limpieza.

11- Estudiantes con mayor riesgo clínico.
Estudiantes con condiciones médicas de alto riesgo pueden necesitar
adaptaciones especiales que deben ser analizadas por profesionales sanitarios,
a poder ser los correspondientes al centro en colaboración con Atención
Primaria.

12- Estudiantes con discapacidades.
Dado que la expresión clínica de síntomas, y las posibilidades de comunicación
de algunos alumnos con discapacidad se debe prestar una especial atención a
este grupo de alumnos. Igualmente se deben establecer las estrategias que para
que los cumplimientos de las medidas de protección puedan ser cumplidas por
estos alumnos dotando adecuadamente a los centros del personal de atención
a la diversidad.

13- Estudiantes en situación de vulnerabilidad:
Estar especialmente atentos a los niños y niñas que puedan encontrarse en
situación de vulnerabilidad que pueda agravarse en la situación actual o en una
situación de cuarentena, malos tratos y abusos, o menores no acompañados
entre otros.

14- Comunicación, promoción de la salud y educación para la salud:
Deben establecerse planes, canales y frecuencias de comunicación adecuadas
con las partes interesadas (docentes y trabajadores de los centros educativos,
padres y madres y demás tutores de los niños, atención primaria y profesionales
sanitarios de las escuelas…) que respondan de la mejor manera y con la mejor
evidencia las múltiples dudas que surgen
Los colegios deben recordar con frecuencia a los estudiantes, maestros y
personal que se queden en casa si tienen una temperatura de 38º C o más o
tiene algún signo de enfermedad, y que en caso de aparición de síntomas
sospechosos tomen la temperatura en cualquier momento del día
Conviene crear una cultura del lavado de manos y empleo de mascarilla entre
los alumnos.

15- Aspectos estructurales a considerar:
Circuitos eficientes de vigilancia epidemiológica:
1. Disponibilidad y rapidez en la obtención de resultados de los test
diagnósticos.
2. Dotación adecuada y estructurada de rastreadores de casos y
contactos

REDACCIÓN