Bomberos de la DPZ del parque de Caspe. - DPZ

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ) han informado de su intervención, durante más de tres horas, para evitar el intento de suicidio de una joven en el municipio de Caspe.

El suceso tuvo lugar a primera hora de la tarde del pasado sábado. Primero, su marido intentó que cambiase de actitud, y al no lograrlo, se avisó a los bomberos. Hasta allí se desplazaron efectivos del parque de Caspe y tras evaluar la situación, asumieron el diálogo con la joven, según han precisado desde la DPZ.

Uno de los bomberos se encargó de la negociación, mientras sus compañeros le daban apoyo. La mujer estaba muy alterada y pidió que se alejasen todas las personas que habían acudido al lugar, entre ellos: Guardia Civil, Policía Local y sanitarios.

Asimismo, los efectivos de bomberos intentaron convencerla de continuar el diálogo una vez que estuviera en un lugar seguro, pero cambió de parecer y volvió a ponerse a la defensiva.

La situación se prolongó durante más de tres horas, y en un momento dado la mujer, fatigada por el fuerte calor y la tensión del momento, pareció sufrir un mareo y estuvo a punto de desplomarse. Dos bomberos la agarraron y ella reaccionó de manera violenta intentando soltarse.

Consiguieron sujetarla hasta que recibieron ayuda de otros compañeros que habían acudido desde el parque de Cariñena, así como de trabajadores de la empresa de la que dependían las instalaciones donde sucedieron los hechos.

El Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha la Línea 024 de atención a la conducta suicida. Se trata de una herramienta para ayudar a las personas con pensamientos, ideaciones o riesgo de conducta suicida, y también a sus familiares y allegados. Es gratuita, confidencial y funciona a todas horas y todos los días del año. En caso de emergencia vital inminente hay que llamar directamente al 112.