Alhama de Aragón fue en la noche de ayer un auténtico infierno, grabado por los conductores que transitaron por la A-2 antes de que fuera cortada del kilómetro 204 al 2011.

Alrededor de 300 turistas que se alojaban en los dos balnearios de 4 estrellas de Alhama de Aragón fueron desalojados junto a los vecinos del municipio con motivo del incendio que asola varios municipios de la comarca de Calatayud.

El Hotel Balneario Alhama de Aragón permanecerá cerrado hasta nuevo aviso y el personal del Balneario Termas Pallarés se mantiene en activo para atender a las llamadas y a los turistas que acuden a las instalaciones a recoger sus maletas.

Se procedió a la evacuación de los visitantes lo más rápido posible, en torno a las 22.00 y 22.30 horas de este martes. Han sido trasladados a los recintos habilitados en las localidades de Calatayud y Nuévalos.