Los drones vigilarán Zaragoza durante el Pilar para controlar los botellones

Imagen de archivo. DANIEL MARCOS

La capital aragonesa contará con una unidad de drones durante la semana del Pilar, un medio «muy efectivo para la visualización y el control de personas en lugares y horas en las que no tienen que estar», ha explicado este viernes el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Fernando Beltrán, tras la reunión de la Junta Local de Seguridad.

Beltrán ha señalado también que los equipos de la Policía Nacional van a estar disponibles «al cien por cien» durante esas fechas y, además, se va a contar con «un par de unidades de la UIP –Unidades de Intervención Policial– de reserva, con un total de cien efectivos adicionales que pueden venir a la ciudad» en caso necesario.

Ha especificado que la Guardia Civil realizará el control de los barrios y zonas de Zaragoza «que son demarcación propia» de este Cuerpo. Asimismo, se ha congratulado por el «comportamiento responsable de los zaragozanos hasta la fecha», resaltando que no se han registrado «recibimientos agresivos a la Policía, como se ha visto en otras ciudades», cuando se van a disolver botellones y otras agrupaciones de personas no permitidas.

Esta actitud que se ha confirmado, ha dicho, durante este pasado fin de semana, el primero tras el levantamiento de las restricción de ocio nocturno, en el que se ha vivido una situación de «tranquilidad, sin ningún incidente reseñable». «Se han cumplido las nuevas medidas, que es lo que esperábamos», ha ratificado.

El subdelegado ha manifestado que, desde la Delegación del Gobierno en Aragón, «hemos empezado a ver los días y los lugares» donde se van a producir actos programados, para «comenzar a preparar los dispositivos de seguridad necesarios».

Ha detallado como momentos más críticos «la víspera del Día del Pilar y los fines de semana anterior y posterior«, en los que la estadística «nos demuestra que puede haber más movimiento de personas» en Zaragoza.

Son las fechas en las que se va a hacer «especial énfasis» en la seguridad desde la Delegación del Gobierno, en concreto, el día del Pilar en la Ofrenda de flores, con un dispositivo de vallado para poder controlar el tránsito derivado del acto.

Beltrán ha añadido que todavía han de tratar con el Cabildo Metropolitano de Zaragoza la organización de las entradas a la Basílica del Pilar, «tanto para el acceso a las misas, como para las visitas a la Virgen». Esos accesos, ha recordado, se realizan «uno por la Puerta Alta y otro por la Baja», indicando que se instalará en cada una de ellas, una «zona de vallado».

Respecto al concierto previsto en la Noria siria en la Expo, ha comentado que se preparará el dispositivo «personalizado, según el aforo que haya previsto».

En cuanto a la Ofrenda de Flores del día 12 de octubre, la vicealcaldesa de la capital aragonesa, Sara Fernández, ha expresado que será «mucho menos numerosa» que la de otros años, «se realizará con preasignaciones para el acceso y con un vallado para que no haya público» por lo que «no tiene que haber problemas».

El recorrido «va a estar cerrado», mientras que en la plaza del Pilar habrá «una malla de ocultación» en la zona por la que discurra la Ofrenda y quedará abierta el resto de la plaza para el tránsito general de los ciudadanos. Fernández ha manifestado que si las circunstancias sanitarias cambiaran y lo permitieran, se quitaría esa malla.