Quirófano del Hospital Royo Villanova. - DGA - Archivo

El gerente del Servicio Aragonés de Salud (Salud), José María Arnal, ha manifestado que se va a recuperar la actividad quirúrgica «con normalidad«, ante una menor presión asistencial por la reducción del número de contagios en esta séptima onda pandémica del coronavirus.

En rueda de prensa, para presentar el nuevo contrato de transporte sanitario urgente, ha reconocido que tras dos años de pandemia existe «fatiga» en el personal del Salud, que ha dado «el do de pecho» y ha tenido una «respuesta ejemplar».

Por su parte, desde la Administración «hemos tenido que adaptarnos de un modo rápido» para «corregir los problemas» que se han generado durante las siete olas que ha sufrido Aragón, que han supuesto «picos de trabajo inconmesurable».

Arnal ha dicho que en estos momentos «las cosas van mucho mejor en todos los sentidos», tanto en reducción del número de contagios, como de hospitalizaciones e ingresos en cuidados intensivos por covid, así como en Urgencias, visitas a Atención Primaria, realización de pruebas diagnósticas y rastreos. Ha apuntado que tanto las PCR, como los autotests «han bajado a más de la mitad».

«Todo va normalizándose«, después de que todos los hospitales hayan estado «tensionados», pero «no tenemos una bola de cristal para decir cuándo va a acabar», y, además, se plantea «que la enfermedad puede ser endémica» y «hay casos de manera habitual», ha apostillado.