Los niños de Zaragoza proponen una ciudad más verde, calles más pacificadas, equipamientos deportivos…

Niños y adolescentes trasladan al Ayuntamiento de Zaragoza sus propuestas para mejorar la ciudad y cuidar el medioambiente. - TONI GALÁN - AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Algunas de las propuestas que han trasladado al Ayuntamiento de Zaragoza los niños, niñas y adolescentes de la ciudad, a través del nuevo Consejo de la Infancia y la Adolescencia de Zaragoza, que se ha constituido este sábado son: ampliar los puntos limpios, crear más zonas pacificadas en las calles, carriles bici y nuevos aparcabicis, apoyar al pequeño comercio, instalar placas solares en edificios públicos, mejorar las zonas verdes y los equipamientos deportivos.

Coincidiendo con el Día Internacional de los derechos de niños, niñas y adolescentes, el consejero municipal de Acción Social y Familia, Ángel Lorén, y la concejala delegada de Mujer, Igualdad y Juventud, María Antoñanzas, han presidido este sábado la primera sesión de este nuevo órgano participativo.

El objetivo es promover la colaboración de los menores en las políticas municipales y seguir avanzando en los compromisos que Zaragoza adquirió como Ciudad Amiga de la Infancia y la Adolescencia, sello concedido por UNICEF en reconocimiento a las iniciativas locales impulsadas en este ámbito, ha señalado el Consistorio zaragozano en una nota de prensa.

El cuidado del medioambiente ha sido la temática de las propuestas en esta primera edición, bajo el lema ‘El planeta grita, ¿le escuchamos?’. Las propuestas han sido plasmadas en un manifiesto conjunto, en el que los participantes han reflexionado sobre las causas y efectos del cambio climático, y sobre las medidas concretas que se pueden llevar a cabo a nivel local.

Además de las ideas planteadas, los chicos y chicas se han comprometido a reducir residuos y fomentar el reciclaje, hacer un uso responsable de la energía, desplazarse en coche lo menos posible y colaborar en mantener limpias las calles y parques.

Al acto han asistido 34 chicos y chicas que representan a los más de 200 que han participado a lo largo de las últimas semanas en las 38 asambleas celebradas en los 15 distritos urbanos y en 7 barrios rurales.

Este proceso participativo ha sido impulsado a través de un centenar de recursos municipales de infancia y adolescencia: centros municipales de tiempo libre, programa de Educación de Calle, PIEEs y Casas de Juventud. Todo ello con la colaboración de las Juntas de Distrito y vecinales y la web municipal.