HABLAN LOS PRINCIPALES SINDICATOS

Los sanitarios aragoneses hacen balance del año covid: «Estamos cansados física y mentalmente»

Hospital Miguel Servet de Zaragoza. - CVC - Archivo

Sindicatos con representación en la sanidad aragonesa han manifestado que el colectivo al que representan está cansado, tanto física, como mentalmente, pero también dispuesto a seguir adelante para hacer frente a su tarea y esperanzado con la vacuna contra la COVID-19. Además, han pedido responsabilidad a la población porque la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 no se ha superado un año después de que el Gobierno de España declarara por su causa el Estado de Alarma.

Los sindicatos han subrayado, asimismo, que el Gobierno de Aragón, responsable de las competencias sanitarias, todavía no ha realizado un reconocimiento a estos profesionales, que han estimado debería de concretarse en mejoras laborales y salariales, algo que repercutiría en una mejora de la calidad del sistema de salud en su conjunto.

La secretaria general del sindicato médico CEMS en Aragón, Mercedes Ortín, ha explicado en declaraciones a Europa Press que ha sido un año «agotador» y de «adaptación constante» tras cuatro oleadas de la pandemia en esta comunidad autónoma.

Tras hacer frente en un primer momento a un virus desconocido «sin armas», ni equipos de protección individual suficientes «porque era algo nuevo», lo que les obligó a presentar recursos ante la justicia, que les dio la razón, han ido acumulando experiencia sobre cómo tratar a los pacientes y qué protocolos aplicar en su día a día para actuar con seguridad, ha contado Ortín.

AGENDAS SATURADAS

El presidente de la Federación Aragonesa de Sindicatos y Asociaciones de Médicos Titulares y de Atención Primaria (FASAMET), Leandro Catalán, ha apuntado que al «cansancio físico y psíquico» de los profesionales, se une la falta de personal, con las bolsas de empleo de médicos y enfermeros agotadas, que obliga a «agendas saturadas».

En su opinión, el colectivo sanitario ha hecho un trabajo «excelente», con un elevado número de profesionales que se han contagiado, sobre todo en los primeros meses de la pandemia. Para reconocer su labor, ha opinado que hay que actualizar el complemento de productividad variable a través de los acuerdos de gestión clínica que negocia cada sector sanitario con el Departamento de Sanidad.

Esto ocurre habitualmente en el segundo trimestre del año, aunque en 2020 no hubo por la pandemia y este año «todavía no se ha planteado, pero es el momento de hacerlo». Por otra parte, ha deseado poder volver a la actividad presencial en atención primaria, que deber ocurrir cuando el 70 % de la población esté inmunizada, ha referido, mientras que la consulta telefónica y otras medidas implantadas durante la pandemia han llegado para quedarse, pero «tipificando con claridad» cuándo es oportuno su uso.

ESTUPOR

El presidente del sector sanitario de CSIF Aragón, Evangelino Navarro, ha transmitido el agotamiento de un colectivo que ve «con estupor» como todavía hay personas «que no son consciente del peligro» ante una enfermedad que en Aragón «ya ha costado más de 3.300 muertos», cuando hay indicadores por encima de los que se registraron al final del primer pico de incidencia de casos de la pandemia.

«No nos gusta hablar de olas porque hemos estado en una continua, que ha subido y bajado», dejando tras de sí enfermedad y muerte, pero también «muchas patologías sin atender», tanto en primaria, como en especializada, que ahora aflorarán en un estado más grave, suponiendo un mayor gasto sanitario y «consecuencias para la salud críticas y lamentables». El principal aprendizaje, ha dicho, es que hay que estar preparados ante cualquier crisis con suficientes equipos de protección.

Navarro ha estimado que es momento de paliar las carencias del sistema sanitario que la pandemia ha puesto en evidencia tras los recortes de años anteriores en plantillas y salariales, con una pérdida económica en este ámbito del 20 % entre 2010 y 2020, y con un nuevo modelo para los centros de difícil cobertura, más camas de UCI y de reanimación postanestésica en los hospitales de referencia para poder seguir manteniendo la actividad quirúrgica.

CON NOTA

La secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO en Aragón, Delia Lizana, ha dicho que la pandemia «nos ha cambiado la vida», en el caso del ámbito sanitario, tanto en sobrecarga de trabajo, como en la forma de trabajar, pero el sistema sanitario le ha hecho frente «con nota alta», si bien el personal «está agotado» y hay quien todavía no ha podido disfrutar de todos los días de vacaciones o libranzas que le corresponden de 2020 y aún «estamos en una situación de crisis sanitaria» y «tenemos que estar en alerta».

En este punto, ha subrayado que en esta cuarta ola los pacientes afectados «son mucho más jóvenes», también en la UCI, sin patologías previas, después de unas fiestas de Navidad «en las que se pidió precaución, pero no se respetó», una vez que las olas anteriores se hayan llevado «a los más vulnerables».

Ha transmitido su esperanza con la llegada de las vacunas, ha deseado que se administren «de forma masiva» y ha pedido a la administración que reconozca el trabajo de todos los profesionales implicados en la sanidad, también, por ejemplo, de las limpiadoras, con la mejora de los salarios para todas las categorías profesionales y unas plantillas adaptadas a las necesidades actuales.

La secretaria del sector de Sanidad de UGT Aragón, Elena Lahoz, ha solicitado «seguridad en el trabajo y mejores condiciones laborales para todos» los efectivos ya que «para todos ha sido año muy duro, con secuelas psicológicas» en algunos profesionales, desempeñando la labor «con mucho esfuerzo de trabajo y exponiéndose a contagios».

Sin embargo, ha lamentado Lahoz, la administración, «de momento, no han hecho ninguno reconocimiento a los profesionales sanitarios», y, en este sentido, ha pedido retomar los acuerdos alcanzados en 2017, pero que no se han aplicado, cuando «seguimos arriesgando la vida, trabajando duro y fuerte para conseguir una sanidad en condiciones».

AGENCIAS