Los trabajadores de Inditex en la planta de Zaragoza convocan paros la próxima semana

Una tienda de Zara, del grupo Inditex. - Cézaro De Luca - Europa Press

Las organizaciones sindicales CCOO, CGT Fetico y OSTA, que en la actualidad están negociando el convenio de la empresa Plataforma Europa S.A. –Inditex– han convocado paros productivos desde la noche del próximo jueves, 18 de noviembre, y hasta la madrugada del día 20.

Los representantes de los trabajadores han reivindicado un acuerdo acorde a la realidad de la compañía, bajo un marco de crecimiento sostenido contrario al «escenario de contención que les ha querido imponer en todo momento la compañía», a tenor de los «excelentes» resultados económicos con los que la multinacional está batiendo su récord de ventas y beneficio neto con el mejor semestre de su historia, y en donde los analistas auguran unos resultados y una proyección de beneficio mayor que antes del año de la pandemia.

Las formaciones sindicales han señalado en una nota de prensa que el hub Logístico en Plaza de Inditex ha recibido el apoyo del Gobierno de Aragón a su proyecto de ampliación en las instalaciones, declarando Inversión de Interés Autonómico la iniciativa con una inversión de 80 millones de euros.

Esto permitirá aumentar la capacidad de operaciones de las actuales instalaciones de la empresa en el 20 %, con el objetivo de poder dotar a ZARA de la logística necesaria para la exportación de sus productos, consolidando así el centro aragonés como uno de los puntos logísticos de referencia en el Grupo Inditex a nivel internacional.

Las organizaciones sindicales han considerado «totalmente insuficiente» la actual propuesta en mesa con un coste directo global entre horas y salario de un 9,1 % desglosado mediante dos opciones y cuya propuesta máxima de subida salarial se sitúa en un 7,9 % para los próximos 3 años, en comparación con otras mesas de negociación del grupo donde se ha alcanzado recientemente un 16,85 por ciento.

Para los representantes de los trabajadores resulta «insultante», teniendo la importancia que tiene el centro en el desarrollo de la distribución de Inditex.

Por ello, han reiterado que debe valorarse los turnos asociales, considerando una reducción de sábados y fines de semana en todos los turnos afectados como consecuencia de un marco de crecimiento tras el anuncio en prensa de 250 empleos directos, lo que debe permitir gestionar un reparto de estos, y redundar así en una mejora de la calidad y la conciliación de los trabajadores del centro.

Además creen que hay muchas cuestiones todavía no han sido atendidas como reducción de horas, ajustes, rotaciones, descansos, congelación de los salarios variables en pos del fijo, entre otras.

Han destacado que los beneficios que obtiene la empresa también deben repercutir en el capital «más importante» de la misma, las personas; trabajadores que hacen posible día a día «convertir el aeropuerto de Zaragoza en el segundo que más toneladas mueve en carga aérea ampliando distancias con el Prat, en base a su flexibilidad laboral dotando de servicio prácticamente los 365 días del año incluido festivos y fines de semana, y facturando 400 millones de unidades puestas a lo largo y ancho del mundo, distribuyendo el estandarte de la compañía».