Autobús junto a un carril bici.

Avanza Zaragoza ha alertado de que, en vísperas de una reunión de la comisión negociadora, el comité de empresa del autobús urbano en la capital aragonesa ha roto las conversaciones con la compañía y el calendario inicial de reuniones presentando una convocatoria de paros.

Como consecuencia, la cita prevista para este jueves se traslada al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), donde se celebrará un encuentro el próximo 13 de abril. La dirección de Avanza ha dicho que acudirá con la intención de negociar y tratar de evitar la huelga.

Según ha informado Avanza en una nota de prensa, los paros convocados por el comité de empresa, planteados en diversos tramos del día y con horas de comienzo y final variables, persiguen «perjudicar lo máximo posible» al usuario del autobús urbano «generando confusión».

Ha considerado «vergonzoso el chantaje» al que el comité quiere someter a la empresa y a la ciudad, convocando una huelga que perjudicará «de forma grave» a los usuarios en lugar de negociar, sin rebajar unas pretensiones económicas «inasumibles» en el momento actual.

Por ello, ha hecho un llamamiento al comité para que reconsidere su postura y acuda al SAMA con voluntad negociadora y ánimo de alcanzar acuerdos.

La postura de los trabajadores

Una vez más, los dirigentes de esta empresa «muestran su falta de respeto» a la representación de los trabajadores y su «nulo» talante negociador, han afeado.

Por ello, el comité de empresa se ha preguntado hasta cuándo el Ayuntamiento de Zaragoza va a seguir «consintiendo» que Avanza dé un servicio «lamentable» a sus ciudadanos por «simple avaricia».

«Va siendo hora de tomar decisiones desde el Ayuntamiento para que Avanza Zaragoza se siente a negociar de manera seria con sus trabajadores. Si no lo hace será igual de responsable que ellos en el mal servicio que se está prestando a esta ciudad», han sentenciado.