Lambán visita el recinto ferial de Calatayud, que acogió a 200 personas desalojadas por el incendio. DGA

Castejón de las Armas, uno de los municipios que se han desalojado por estar situados en la zona próxima al incendio que se originó este lunes en el término municipal de Ateca, se ha organizado mediante un grupo de WhatsApp.

La localidad, de 87 habitantes, ha sido trasladada en su totalidad y los vecinos se encuentran repartidos entre Calatayud y Nuévalos. El desalojo se produjo en torno a las 00.30 horas de esta madrugada.

El alcalde del pueblo, Francisco José Melendo, ha explicado que «ya estábamos avisados de que posiblemente habría que desalojar porque en Ateca se estaba descontrolando el fuego» y, por tanto, pudieron prepararse para llevar a cabo la salida de forma ordenada.

Los habitantes se coordinaron mediante «un grupo de WhatsApp por donde íbamos informándonos cada diez minutos». Además, «unos vecinos y el ayuntamiento nos colocamos en puntos estratégicos para ver cómo avanzaba el fuego», ha indicado el alcalde. Las personas más mayores o de movilidad reducida fueron evacuadas en coches con la ayuda de los vecinos.

Por recomendación de la Guardia Civil, se establecieron una serie de límites a los que si llegaba el incendio se tenía que proceder automáticamente a la evacuación.

De momento los vecinos deben permanecer evacuados y Melendo, junto al resto de alcaldes de los municipios afectados, está pendiente de la reunión que se va a desarrollar al medio día en el Ayuntamiento de Ateca.

El alcalde ha declarado que los vecinos «esta mañana se encontraban bastante angustiados por saber cómo estaba el pueblo. Afortunadamente, nos han contado que el incendio ha cambiado de rumbo, con lo cual nuestra localidad no corre peligro en estos momentos».

Aun así, Protección Oficial ha recomendado que permanezcan sin regresar a Castejón de las Armas para evitar posibles riesgos y para que las calles y caminos permanezcan libres para que puedan avanzar los vehículos de seguridad.