Brea de Aragón. J.M.R

Las personas afectadas por la suspensión de servicio de telefonía móvil e internet en la Comarca del Aranda, ocurrida desde el pasado lunes 18 de julio a causa de una avería, tienen derecho a una indemnización, que deberá ser abonada en la siguiente factura, según han indicado desde la Unión de Consumidores de Aragón (UCA). Los vecinos de esta comarca han recuperado la cobertura telefónica a las tres de la madrugada de este viernes. El perjuicio ha sido muy grande para la industria del calzado en pueblos como Brea e Illueca.

Se trata de la segunda interrupción del servicio en menos de una semana. Por ello, la UCA ha detallado los derechos de los afectados así como la forma en que pueden realizar las reclamaciones necesarias.

La cuantía de la devolución se calcula en función del tiempo en que la línea estuvo interrumpida y de la media de consumo de los últimos tres meses.

La cantidad será la más elevada entre o bien el promedio del importe facturado por todos los servicios paralizados durante los tres meses anteriores a la avería, dividido proporcionalmente por el tiempo que ha durado la interrupción, o bien cinco veces la cuota mensual de abono o equivalente, prorrateado por el tiempo de duración de la suspensión.

Sin embargo, el criterio no es aplicable si la interrupción se debe a una causa de fuerza mayor. En ese caso la cuantía se limita a la devolución de las cuotas fijas dividido proporcionalmente por la duración del parón.

No es necesario que el afectado solicite la compensación, ya que el operador está obligado a indemnizar automáticamente en la siguiente factura siempre que la interrupción suponga el derecho a una indemnización por importe superior a un euro.

En la factura deberá constar la fecha, duración y cálculo de la cuantía que corresponde al abonado.

En caso de acceso a internet

El operador deberá devolver el importe de las cuotas fijas, que normalmente corresponden con la tarifa plana, prorrateadas por el tiempo que ha durado la interrupción.

Tampoco es necesario que se solicite la compensación, puesto que el operador está obligado a indemnizar cuando la interrupción del servicio sea superior a seis horas en horario de 08.00 a 22.00 horas.

Asimismo, la factura correspondiente deberá incluir fecha, duración y cálculo de la cuantía de compensación que corresponde al abonado.

Servicio conjunto de telefonía e internet

En las ofertas conjuntas se siguen las mismas reglas que en los otros dos casos. No obstante, hay que distinguir qué parte de la cuota se considera que se paga por cada servicio para poder determinar la cuantía de la indemnización.

Puede darse el caso de que el operador en su oferta indique la parte del precio que corresponde a cada servicio, y si es así se aplicarían las reglas anteriores. O puede darse el supuesto de que no se indique, en cuyo caso se considerará que el precio de cada uno es el proporcional al de su contratación por separado.

Si el operador no comercializase los servicios por separado, se considerará que el precio correspondiente al servicio de acceso a Internet es del 50% del precio total.

La normativa establece que no hay derecho a indemnización cuando exista un incumplimiento grave de las condiciones contractuales por parte del abonado, en especial en caso de fraude o demora en el pago, tampoco si los daños producidos en la red debido se debe a la conexión de equipos terminales no homologados, por parte del cliente.

Si se ha sufrido una interrupción temporal de los servicios y el operador no indemniza, deberá efectuarse una reclamación al operador. Y si su respuesta no fuese satisfactoria, se podrá presentar una reclamación ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones.