Manifestación en Zaragoza y Huesca de los empleados públicos contra el fraude de la temporalidad

Los interinos de la Administración pública se manifiestan en Zaragoza y Huesca contra la precariedad laboral. - EUROPA PRESS

Los interinos de la Administración pública se han manifestado este domingo, 31 de enero, en Zaragoza y Huesca para mostrar su rechazo a la precariedad laboral en el sector público. Debido a la situación epidemiológica actual la convocatoria, que ha tenido lugar en otras 25 ciudades españoles, se ha celebrado en vehículos y ha estado organizada por la Plataforma Estatal Temporales Públicos en Fraude de Ley-Movimiento #15F.

Según han indicado los manifestantes, en Aragón hay más de de 17.000 trabajadores interinos con más de tres años en el puesto de trabajo. En la protesta de esta domingo han participado unos 250 vehículos, que han recorrido las calles del centro de Zaragoza para acabar en la Plaza Paraíso.

Bajo el lema ‘Contra la precariedad laboral en el sector público’, en Aragón han apoyado la iniciativa nueve entidades y sindicatos representativos de todos los sectores de la Administración: general autonómica (STEPA, CATA), Educación (STEA), Universidad (SOMOS), Sanidad (Plataforma de Médicos Eventuales de Aragón), ferroviario (SF), Ayuntamiento de Zaragoza (STAZ), Ayuntamiento de Huesca (AYTOSCA), y con el soporte de la Intersindical de Aragón (ISTA).

Los convocantes, al grito de ‘Basta ya de precariedad’ y ‘Fijeza ya’, han pedido una reforma legal que estabilice a todos los interinos con más de tres años de antigüedad, asimilando sus condiciones de trabajo a las de sus homólogos fijos, aunque sin llegar a una equiparación total, mediante su conversión en ‘fijos a extinguir’.

Por parte del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras por el empleo público en Aragón (STEPA), María Pilar Ramírez, ha sostenido que la Administración Pública incumple la normativa europea que establece la necesidad de sancionar a los organismos de función pública por el fraude que supone llevar más de tres años cubriendo plazas estructurales con contratos temporales.

«Ahora mismo existe el despido libre y gratuito y nuestra reivindicación principal es estabilidad para aquellos trabajadores que están en situación de abuso de fraude de ley. Nuestra propuesta es justa, legal y tiene un coste cero», ha añadido.

Ramírez también ha instado al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y al consejero de Hacienda y Administración Pública de Aragón, Carlos Pérez Anadón, que reciban a este colectivo para poder transmitirles sus peticiones, «porque hasta ahora no ha habido ocasión», ha apuntado.

A su juicio, están abocando al despido libre y gratuito de, principalmente, mujeres de edades en torno a los 50 años, «que acabarán formando parte de las listas del paro». «Cuando utilizan a un interior ocho, doce, quince o veinte años para cumplir puestos estructurales hay una fraude y ley», ha apostillado.

También ha exigido transparencia al director general de Función Pública del Gobierno de Aragón porque «no da los datos reales» y «solo en la Administración regional hay 17.000 personas en esta situación».

Mara Charro, como miembro de la Plataforma de Médicos Eventuales de Aragón, ha transmitido un mensaje a la población: «Que la gente sepa que a los médicos que nos han aplaudido en los balcones y nos han hecho estatuas no tenemos plaza y no tenemos oportunidad de quedarnos en Aragón».

«Que la gente sepa que la calidad de su asistencia depende de que nosotros estemos bien. Queremos seguir asistiendo en Aragón, pero probablemente mucha gente nos estamos planteando marcharnos», ha añadido.

Por último, el delegado del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Zaragoza (STAZ), Fernando Remiro, ha señalado la «alta» precariedad que hay en el Consistorio y en algún otro organismo autónomo, como el Patronato de Bibliotecas, donde «se supera el 54 por ciento de temporalidad».

«Nos quieren hacer pasar por los procesos de estabilización pero no cumplen ese cometido. No estabilizan a las personales, de hecho en procesos parecidos como en consolidación del Ayuntamiento de Zaragoza, solo ha aprobado el 30 por ciento; o sea, siete personas de diez se han ido a la calle después de quince o veinte años trabajando», ha concluido.

EP