FIMA cierra sus puertas con más de 100.000 visitantes profesionales, a pesar del "complicado" contexto. - FERIA DE ZARAGOZA

La Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA) ha clausurado este sábado su 42ª edición tras cinco jornadas en las instalaciones de Feria de Zaragoza, por donde han pasado un total de 104.148 profesionales de la industria agroalimentaria.

El director de Desarrollo de Negocio de Feria de Zaragoza, Alberto J. López, ha manifestado que no se ha conseguido superar el número de asistentes de la edición anterior, en febrero de 2020, que reunió a más de 230.000 personas, «por razones obvias». No obstante, ha aclarado que estos cinco días han sido «un oasis en el desierto», haciendo referencia a las «complicadas» circunstancias que se están atravesando a nivel social y económico.

«Ver a miles de agricultores por los pasillos de Feria, observando la tecnología, recibiendo misiones comerciales internacionales, en un año en el que ha habido récord de facturación de maquinaria agrícola española exportada, según datos de Agragex, nos dice que el sector agrario tiene muchos retos por delante y que tenía ganas de conectar», ha valorado.

En definitiva, el director de Desarrollo de Negocio ha hecho un balance «muy positivo». «Somos muy conscientes de que hemos vivido una situación muy complicada y estamos escuchando al sector para que la edición de 2024 sea la mayor de la historia«, ha defendido, al tiempo que ha puntualizado que FIMA es la feria más grande que se va a celebrar en España en el primer semestre de este año.

Las organizaciones de ferias europeas han decidido suspender sus eventos y «nosotros hemos sido capaces» de reunir a 1.130 marcas, un 40 por ciento de ellas extranjeras, en 62.000 metros cuadrados. FIMA ha sido «una gran feria» a nivel comercial y los expositores se han mostrado «contentos» porque «ha habido negocio», ha esgrimido Alberto J. López.

El responsable de la institución ferial zaragozana ha recordado que además del área expositiva de seis pabellones y una zona exterior, se ha celebrado un «completo» programa de jornadas técnicas, que ha concentrado a 3.500 personas para hablar de temas «tan importantes» como la agricultura de precisión, la sostenibilidad, la gestión de los fondos europeos, entre otros.

Asimismo, han recibido la visita de «muchos» centros de formación. En esta línea, ha resaltado que una de las principales apuestas de esta convocatoria ha sido potenciar el papel de la formación, «demostrar a la gente joven que el sector tiene futuro, que es atractivo y las posibilidades económicas que tiene», ha detallado.

Otro de los pilares en los que se han basado estas conferencias ha sido el papel de la mujer en la agroindustria, desde las instituciones y empresas hasta el ámbito científico y académico. Precisamente, este sábado, la última ponencia que se ha celebrado en el Auditorio de Feria de Zaragoza ha versado sobre la estrategia para el desarrollo de la figura de la mujer en el sector agroalimentario, organizado por las asociaciones agrarias.

En cuanto a la posición de FIMA respecto al mercado exterior, Alberto J. López ha destacado que se han desarrollado más de mil encuentros entre empresas y compradores internacionales para poder vender los productos de fabricantes de maquinaria agrícola de España en países como La India, Bulgaria, Túñez, Colombia o Perú.

Para concluir, el director de Desarrollo de Negocio de Feria de Zaragoza ha sentenciado que FIMA ha vuelto a posicionarse como líder en su mercado de la península ibérica, una cuestión que «nos anima a seguir trabajando».