La remodelación mejorará el tramo comprendido entre Miguel Servet y Camino de Fillas. AZ

El área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza tiene ya elaborado el proyecto para reformar integralmente la calle Belchite, en el distrito de las Fuentes. La remodelación mejorará el tramo comprendido entre Miguel Servet y Camino de Fillas, que pasará a tener aceras más amplias, sin barreras arquitectónicas y menos tráfico.

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este viernes el proyecto definitivo después de que no se hayan presentado alegaciones durante el trámite de información pública. De esta forma, la calle pasará a tener plataforma única de prioridad peatonal, con aceras al mismo nivel que la calzada y una banda de aparcamiento.

La calzada tendrá además un trazado ligeramente sinuoso para obligar a los vehículos a circular a menor velocidad, tal y como se está ejecutando en la calle Félix Latassa entre otras, y se colocará señalización podotáctil a lo largo de toda la vía y en los cruces para ayudar a orientarse a las personas con dificultades de visión.

La consejera municipal de Infraestructuras, Patricia Cavero ha explicado que el nuevo diseño no sólo ayudará a mejorar la seguridad de los peatones y garantizará la accesibilidad sino que dotará también a la calle de mayor calidad ambiental.

Habrá menos tráfico y circulación más lenta, reduciendo las emisiones y el ruido, y se plantarán árboles de porte medio en una calle que ahora no tiene ningún elemento vegetal.

La actuación supondrá una inversión de 604.414 euros y conllevará también la renovación de todos los servicios públicos del subsuelo: se sustituirán las tuberías de abastecimiento de agua y saneamiento y se mejorará el alumbrado con nuevos puntos de luz y tecnología led.

En total se reformarán más de 1.900 metros cuadrados de calle. El plazo de ejecución de los trabajos será de seis meses una vez que se adjudique la obra.