Nace en Aragón el colectivo de afectados de la covid que tienen síntomas persistentes: falta de aire, cansancio…

El colectivo Long Covid ACTS –LongCovid Autonomous Communities Together Spain–, que hasta ahora aglutinaba a colectivos autonómicos de afectados por la COVID-19 persistente de Andalucía, Cataluña, País Vasco, Madrid y Valencia, ha comenzado a tener representación en Aragón.

Según ha explicado en una nota de prensa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido la COVID-19 Persistente como enfermedad y el pasado 15 de enero el Ministerio de Sanidad la incluyó en su documento ‘Información científicatécnica, Enfermedad por coronavirus COVID-19’.

Además, una encuesta realizada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y el colectivo de afectados Long Covid ACTS llevada a cabo entre los meses de julio y octubre de 2020 y en la que han participado cerca de 2.000 pacientes refleja que la persistencia de los síntomas de la COVID-19 puede llegar a prolongarse más de seis meses y se registraron hasta 36 síntomas de media por persona.

Este colectivo ha añadido que, según la OMS, la COVID-19 se supera entre dos y seis semanas tras el contagio, si bien hay pacientes que después de ese periodo siguen padeciendo síntomas, como falta de aire, cansancio, tos, malestar general, pérdida del gusto o del olfato, dolores de cabeza y musculares, diarrea, presión en el pecho e incluso algunas afectaciones neurológicas, como falta de concentración, fallos de memoria y deterioro cognitivo, entre otras.

Asimismo, se estima que entre un 10 y 20% de los pacientes de la COVID-19 son persistentes, si bien debido a la falta de registros oficiales y a la escasez de pruebas diagnósticas durante los primeros meses de la pandemia podrían ser más.

En España, este colectivo representaría un mínimo de 200.000 pacientes y entre 8.957 y 17.914 en Aragón, personas que actualmente «se enfrentan a una sensación de abandono total tras haber pasado la fase aguda de la enfermedad» y que también «chocan con la incomprensión incluso de sus círculos más cercanos, que se han visto directamente impactados en sus vidas laborales y familiares».

DIFICULTADES

Desde el colectivo de afectados de la COVID-19 persistente en Aragón han detallado que hay personas que siguen de baja laboral, otros han sido dados de alta tras obtener una prueba PCR negativa, «pero a duras penas consiguen llevar a cabo sus tareas diarias o, si lo hacen, acaban su jornada completamente exhaustos».

Por este motivo, y tras constatar el «impacto positivo» que ha supuesto para los pacientes la formación de colectivos de afectados por la COVID-19 Persistente en otras comunidades autónomas, un grupo de personas de distintos ámbitos de la sociedad aragonesa con una misma sintomatología han formado este grupo, que se ha integrado en el de Long Covid ACTS.

Su objetivo es «dar visibilidad» a su situación, fomentar la elaboración de protocolos específicos para pacientes con persistencia de síntomas de la COVID-19 enfocados en la Atención Primaria, así como la asistencia compartida con otras especialidades para unificar los criterios de atención al paciente.

Igualmente, reclaman que se analicen las situaciones de bajas laborales e incapacidad temporal resultantes de la enfermedad y quieren organizar un recuento de afectados en Aragón.

Este colectivo ha hecho un llamamiento a los aragoneses que se vean reflejados en esta sintomatología clínica para que se pongan en contacto con ellos y han pedido a sanitarios e instituciones que les reciban para poder exponerles su problema y presentarles los resultados de la encuesta realizada conjuntamente con la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). La forma de contacto es el correo electrónico ‘covidpersistentearagon@gmail.com’ y la cuenta de Twitter ‘@longcovidaragon’.

EP