HUESCA, 27 Ago.

El descenso significativo de las temperaturas que se espera la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para este fin de semana, de entre 5 y 10 grados, podría dejar nieve en el Pirineo oscense.

Así lo ha apuntado el responsable de la AEMET en Aragón, Rafael Requena, quien ha dicho que «van a empezar a bajar las temperaturas y el descenso será brusco». En concreto, se espera que localidades que ahora están llegando a los 35 ó 37 grados bajen hasta los 25.

De esta forma, en otros municipios como Bielsa y Biescas no se llegarán a los 20 grados. «Se trata de un descenso significativo de temperaturas, que no significa que vaya a hacer frío», ha expuesto.

Requena ha informado de que la cota de nieve puede situarse entorno a los 2.000 metros e incluso menor, por lo que este fin de semana podría registrarse nieve en las cumbres del Pirineo.

«Habrá que ir mirando a qué altura se puede situar la cota de nieve, pero es fácil que este fin de semana se llegue a los 2.000 metros o incluso más baja como los 1.800 metros, es decir, que pueda amanecer la nieve en las cumbres perfectamente», ha incidido.

EP