Paseo Independencia y Don Jaime serán peatonales de 18.00 a 21.00 horas durante el puente festivo

Paseo Independencia de Zaragoza - EUROPA PRESS - Archivo

El paseo de la Independencia y la calle Don Jaime I de Zaragoza serán peatonales desde las 18.00 hasta las 21.00 horas durante el próximo puente festivo de diciembre para evitar aglomeraciones. A estas horas es cuando se prevé que se pueda producir una mayor afluencia de personas por el centro de la ciudad.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha adoptado esta medida con la finalidad de volver a dar más espacio a los ciudadanos y esponjar las vías principales, después de que se haya levantado el cierre perimetral de las capital aragonesa, al igual que el de las ciudades de Huesca y Teruel, lo que permite desplazamientos dentro de cada una de las tres provincias y una posible mayor afluencia de público para hacer compras.

Ante esa previsión, la consejera municipal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza y delegada de la Policía Local, Patricia Cavero, ha explicado el dispositivo especial de seguridad diseñado para evitar aglomeraciones en las calles del centro durante las fiestas de Navidad.

El tranvía funcionará a velocidad más lenta, habrá inspectores en las paradas desde plaza Aragón a las Murallas y solo se desviará el resto del tráfico como en otras ocasiones en la desescalada.

Al peatón se le pide evitar pararse en la vía pública, hacer corrillos en las aceras y concentraciones. Cavero ha señalado que, cuando esté encendida la iluminación navideña, la expectación invitará a mirar a las luces, pero ha recordado a los ciudadanos que habrá mas días para admirarlas.

Además, las luces de Navidad en las vías principales se apagarán a las 23.00 horas, de acuerdo con las restricciones de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón para que Zaragoza sea lo más segura posible, ha abundado Patricia Cavero.

DRONES

El dispositivo incluye patrullas de la Policía Local que recorrerán desde la calle Alfonso I a los accesos a la plaza del Pilar y la calle Don Jaime I, además del principio del paseo de la Independencia, donde estará el árbol del Navidad del pasado año.

El Cuerpo de Bomberos de Zaragoza tendrá un papel «importante», los dos drones pilotados controlarán las calles para responder «de forma ágil» y, si se considera oportuno, se cerrará el acceso a las calles Alfonso I o Don Jaime I para que se descongestionen.

El control de Policía Local y Protección Civil se ejercerá a pie de calle para controlar «a ras de suelo». Además, cuatro unidades de voluntarios de Protección Civil estarán en la plaza San Felipe, al ser el espacio donde se proyectará una aurora boreal con leds. Se organizará el tránsito en esta plaza para evitar paradas de viandantes y solo se podrá acceder por la calle Torrenueva o Candalija y la salida por las calles Temple, Gil Berges o Torrenueva hacia el Mercado Central.

Sobre el belén monumental, que está a punto de concluir su instalación en la plaza del Pilar, ha indicado que habrá controles de acceso y se vigilarán las filas. Se podrá acceder con cita previa a través la web de Cultura, pero cuando se anuncie por la vicealcaldesa, Sara Fernández, que está operativo.

Ha considerado que la plaza del Pilar, de 18.000 metros cuadrados, no será necesario vallarla para dejar claro que tanto la Policía Local, como el Cuerpo de Bomberos y los voluntarios de Protección Civil estarán en disposición de tomar cualquier medida.

TRASVERSAL Y MODULAR

Patricia Cavero ha detallado que este dispositivo se hace de forma transversal para que sea completo, con capacidad de reacción y se puede modular según las necesidades. «Solo pido que las calles sean seguras y pongamos de nuestra parte y que los ciudadanos sepan que el Ayuntamiento ejercerá el control para disfrutar del puente».

Sobre el dispositivo que se habilite en Navidad, ha avanzado que es posible que se produzcan nuevas reuniones de las áreas municipales implicadas para decidir medidas que mejoren las ya adoptadas.

Ha incidido en la responsabilidad individual «como se ha demostrado en otras ocasiones», entre las que ha citado las fechas que coincidieron con las fiestas del Pilar que no se han celebrado. «Se que es un esfuerzo extraordinario, pero de nosotros también dependen de como se afronte la seguridad de todos los ciudadanos. Es cosa de todos. Nos jugamos mucho y el cumplimiento de las medidas es fundamental».