El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visita la zona afectada por el incendio de Ateca (Zaragoza). - Fabián Simón - EP

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha prometido este miércoles «recuperar» los daños causados por el incendio forestal que comenzó este lunes en el municipio zaragozano de Ateca y que ha arrasado ya 14.000 hectáreas de monte, obligando a desalojar varios municipios.

Sánchez ha visitado un paraje situado entre los municipios de Ateca y Moros, en la Comarca Comunidad de Calatayud, después de que el fuego alcanzara unas proporciones, este martes, que llevaron a movilizar más recursos y a desalojar las localidades de Villalengua y Moros, propagándose durante la noche y teniendo que desalojar también las localidades de Alhama de Aragón, Castejón de las Armas, Bubierca, así como la residencia de mayores de Villarroya de la Sierra.

El jefe del Ejecutivo central se ha reunido con el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, en las proximidades de Ateca y ha visitado una zona afectada por el fuego. Pedro Sánchez ha transmitido su «solidaridad y reconocimiento a todos los servidores públicos que están luchando contra las llamas», lamentando el fallecimiento de un agente en el incendio de Zamora, en la comunidad autónoma de Castilla y León.

Ha recordado que son muchos «los que se están jugando la vida en primera línea para proteger a los vecinos de las localidades afectadas», en alusión no solo a los agentes de las Administraciones públicas, sino también a «ONG importantes», entre las que ha mencionado a Cruz Roja, por su colaboración en los desalojos de municipios afectados por el fuego y la asistencia psicológica que prestan a los vecinos realojados, «con toda la carga emocional que supone la pérdida de un hogar» por el fuego.

Cooperación de todas las instituciones

El presidente del Gobierno de España ha realzado el valor de «la cooperación interinstitucional», señalando que en la extinción del incendio de Ateca están involucradas todas las Administraciones públicas y ha anunciado el aumento de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se duplicarán, hasta 208 componentes, a lo que se suman 34 vehículos militares en total.

Sánchez ha defendido las «políticas transversales, que involucran a todo el Estado», como es el Plan Nacional de Respuesta a los Incendios, que atañe a 12 ministerios. La Administración General del Estado se implica en la extinción del 83 por ciento de los incendios forestales en toda España, ha apuntado.

El jefe del Ejecutivo central ha recordado que en el reciente Debate sobre el estado de la nación avanzó que el Gobierno aprobaría un marco general para el reconocimiento laboral de todas las personas que se dedican a la extinción de incendios.

Emergencia climática

Por otra parte, ha emplazado a reflexionar sobre la emergencia climática, indicando que hasta este mes de julio han ardido en España más de 70.000 hectáreas de terreno, el doble que en cada año de los últimos dos lustros, y este año ya se han contabilizado 11 grandes incendios, casi el doble que en la última década, a lo que se suman las dos olas de calor registradas en las cuatro últimas semanas, con temperaturas superiores a los 40 grados de día y a los 25 de noche, con suelos silvestres a más de 30 grados, datos que los científicos preveían para 2050 y que se producen este año, 2022.

«Por lo tanto, la emergencia climática es una realidad, el cambio climático mata personas, es letal para nuestros ecosistemas y plantea un desafío a las personas y localidades del medio rural», ha dicho Sánchez.

«Que no haya daños personales»

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha confiado este miércoles en que el balance de vidas personales tras el incendio de Ateca sea «exactamente» cero, subrayando que todo lo demás «tiene remedio». Ha visitado la zona junto con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

Lambán ha dicho que Sánchez «se muestra muy atento y muy cuidadoso» con la comunidad autónoma cuando sobrevienen catástrofes de esta naturaleza, como los incendios o las inundaciones.

Ha comentado que durante la tarde se podrían presentar «complicaciones» en el incendio y ha resaltado el despliegue de medios por parte de las Administraciones públicas para extinguirlo porque «mas vale pecar por exceso que por defecto», tras lo que ha destacado que los alcaldes y concejales «son los principales agentes de desarrollo del territorio y cuando llega la ocasión son absolutamente fundamentales», como en este caso.

Lambán ha indicado que los alcaldes «no han pegado ojo esta noche» y ha elogiado al Ayuntamiento de Calatayud, que ha acogido a las personas que han tenido que abandonar sus pueblos.

Por su parte, el alcalde de Ateca, Ramón Cristóbal, ha agradecido el trabajo de todos los componentes de los equipos de extinción y también a la población de la zona que ha colaborado desinteresadamente para apagar el fuego y atender a los evacuados. «Esto demuestra la solidaridad de la gente de esta tierra para todas las catástrofes», ha esgrimido.