Piden poner 50 sonómetros para controlar el ruido en el Casco Histórico de Zaragoza

La plataforma Stop Ruido Casco Histórico ZGZ ha alertado de que la noche de Zaragoza se deteriora a causa del vandalismo y de un aumento «muy considerable» de los niveles de ruido soportados por el ocio nocturno, sobre todo en zonas saturadas que tendrían que estar protegidas por el Ayuntamiento de la ciudad, al que piden que instale 50 sonómetros en las zonas más ruidosas, conectados a la Policía Local.

El deterioro de la situación requiere, a juicio de la plataforma, una actuación «urgente en múltiples frentes y de forma decidida». Han precisado que «no se soluciona solo con policía y menos con poca policía, mal dotada, sin normas y orientaciones claras y efectivas». Consideran que «está muy claro, desde hace años, que hay que empezar por conocer el problema y su magnitud».

Han solicitado al Ayuntamiento de Zaragoza que mida, «de una vez por todas», el exceso de ruido del ocio nocturno y cumpla las leyes europeas, españolas y de Aragón, que desde 2003 le obligan, como ya están empezando a hacer consistorios como el de Valencia, Salamanca o Vitoria, entre otras, han enumerado en una nota de prensa.

Asimismo, han considerado que es «urgente» una ordenanza municipal que «no sea a la carta como se hizo con la ordenanza exprés de las terrazas aprovechando una situación excepcional convirtiéndola en perpetua» como ocurre en la calle Mayor o en el Tubo en la calle Cuatro de Agosto, donde «se superan los niveles permitidos hasta las 07.00 horas»