¿Por qué uno de cada tres niños aragoneses tiene caries?

Imagen del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón.

Uno de cada tres menores de seis años tiene caries y el 80 por ciento de las mismas están sin tratar, lo que supone siete millones de dientes de leche afectados. Lo ha confirmado el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón, este sábado, 20 de noviembre, fecha en la que se celebra el Día Mundial de la Infancia.

De este modo se suma al Consejo General de Dentistas para destacar que la caries es la enfermedad más común de la infancia, ha señalado el Colegio profesional en una nota de prensa.

Según datos de la Encuesta de Salud Oral en España 2020, un tercio de los menores de 6 años tiene caries en la dentición temporal y tres de cada 10 niños de 12 años sufren esta patología. Además, el estudio revela que los niños de nivel social más bajo sufren tres veces más de caries.

En cuanto a las franjas de edad, el 15 por ciento de los niños entre dos y cinco años, acumula el 80 por ciento total de la patología de caries y solo cuatro de cada diez se cepilla, al menos, dos veces al día.

PREVENCIÓN

El Ilustre Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón colabora con el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón en un programa de Atención Sanitaria Bucodental que garantiza las revisiones gratuitas a menores de entre 6 y 16 años y así garantizar una correcta salud bucodental, además de prevenir posibles enfermedades.

Ante todo, desde la institución colegial se ha recordado la importancia de unos buenos hábitos de higiene como cepillarse, al menos, dos veces al día con pasta dentífrica fluorada, y teniendo en cuenta cada etapa infantil.

En los recién nacidos y bebés, es necesario mantener sus encías limpias, masajeándolas con una gasa húmeda; cuando le salgan los primeros dientes, es recomendable comenzar con el cepillado, usando pasta dentífrica fluorada –tamaño de un grano de arroz–, y cuando cumpla su primer año, pedir cita con el dentista.

En la franja de entre dos y cinco años, se recomienda que dejen el biberón sobre los 12 y 16 meses. De igual modo, el chupete no debe utilizarse más allá de los dos años. También se sugiere usar pasta dentífrica fluorada equivalente al tamaño de un guisante, y evitar las bebidas o cereales azucarados en el biberón porque favorecen la aparición de caries. Además, es importante que el menor beba agua y si es fluorada mejor.

Por último, para los niños de entre 6 y 12 años, se invita a utilizar protector bucal si realizan deportes de contacto físico. A estas edades los traumatismos dentales son muy frecuentes. Si ocurre, hay que acudir al dentista lo antes posible para evitar problemas mayores.

Además, es recomendable fomentar la comida sana y evitar que tomen zumos envasados o refrescos.