Prisión para un conductor que iba drogado y atropelló a una mujer en un paso de cebra de Teruel y la dejó en coma

El juez titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel, Jerónimo Cano, ha dictado un auto de prisión para un conductor, José P.D., por circular drogado y atropellar a una mujer, María Isabel P.A., que quedó en coma durante 13 días, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

El atropello ocurrió a las 10.41 horas del 14 de febrero pasado, en un paso de cebra, con perfecta visibilidad, de la Avenida de Sagunto de la capital turolense. La víctima sufrió un hematoma subdural frontoparietal izquierdo y politraumatismo, aunque salió del coma el 27 de febrero y respira por sus propios medios.

A esto ha añadido el juez que el presunto autor, «pese a tener problemas de visibilidad en el ojo izquierdo, conducía el vehículo sin su debida adecuación en cuanto a la existencia de retrovisores especiales tanto en el interior como en el exterior del mismo, existiendo indicios razonables y fundados para sospechar que también circulaba sin hacer uso de gafas para la visión».

El auto, fechado este miércoles, 3 de marzo, recoge el atestado de la Policía Local de Teruel, incoado por un presunto delito de lesiones por imprudencia grave y otro delito contra la seguridad vial por conducción bajo la influencia de sustancias estupefacientes, concretamente cocaína, metadona, así como a una sustancia de corte, benzoilecgonina.

El investigado reconoció los hechos y admitió haber mezclado varias rayas de cocaína con metadona y whisky varias horas antes de conducir el vehículo.

La acusación particular ha solicitado la prisión provisional incondicionada, mientras que el Ministerio Fiscal y la defensa han propuesto la libertad provisional.

El juez ha señalado que «no existen garantías» de que los ilícitos penales por los que ha enviado a prisión a José P.D. no vuelvan a producirse, «merced a los indicios razonables y fundados para sospechar sobre la condición de drogodependiente del propio investigado».

Asimismo, se ha acordado, como medida cautelar, la intervención del permiso de conducir bajo apercibimiento de cometer un delito de desobediencia a la autoridad y otro de quebrantamiento de medida cautelar para se abstenga de conducir vehículos de motor mientras dure la medida.