Vecinos de las Fuentes concentrados por el "abandono" de su barrio. - AVV LAS FUENTES

«No estamos dispuestos a permanecer callados, Las Fuentes está abandonado», han criticado los vecinos de este barrio zaragozano que este domingo han salido a la calle para protestar por la «dejadez» que sufre la zona por parte del Ayuntamiento de Zaragoza.

Según los organizadores, convocados por una docena de entidades vecinales, sociales y asociacione han participado más de 500 personas, que se ha concentrado en la Fuente de las Aguadoras,s de comerciantes de la zona. A la convocatoria, también han asistido el presidente del distrito de Las Fuentes y concejal socialista, Horacio Royo, y representantes de partidos políticos. El acto ha estado amenizado por música y los cabezudos de Las Fuentes.

Durante la protesta, se ha leído un manifiesto en el que se ha recalcado el «abandono» que actualmente sufre el barrio tras tres años «de promesas y compromisos incumplidos».

«No somos más que nadie, pero tampoco somos menos y un simple paseo por nuestras calles debería llevar a cualquier persona con un mínimo de sensibilidad a entender que necesitamos ayuda», ha lamentado Yasmina Chulia González, encargada de leer el texto.

Los vecinos han asegurado que no están dispuestos a permanecer callados mientras las calles se «degradan día a día» y han pedido al Ayuntamiento zaragozano que empiece a invertir en la zona y a actuar para poner fin a esa «desatención, a la lenta muerte del comercio y a la inseguridad ciudadana».

«Necesitamos un Ayuntamiento que se comprometa con este barrio y atienda nuestras necesidades. No queremos renunciar a ver nuestras tiendas siendo el eje que vertebra el barrio. No queremos ver cómo nuestras barriadas, Andrea Casamayor o Vizconde Escoriaza, se convierten en guetos degradados y hundidos en la miseria. Queremos que nuestras calles estén iluminadas, se pueda pasear por unas aceras dignas y haya unos servicios a la altura de esta ciudad», han asegurado.

Con la reclama, se han dirigido de forma directa al alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, al que le han advertido de que no van a cejar en su empeño de conseguir un barrio de futuro y le han invitado a que abra los ojos, salga de su «ciudad idílica» y se comprometa con quien más lo necesita.