Puerto Venecia estrena este lunes las luces navideñas

Puerto Venecia da la bienvenida a sus visitantes con luces navideñas. - PUERTO VENECIA

Puerto Venecia da la bienvenida a sus visitantes a partir de este lunes con luces navideñas. El ‘shopping resort’ ha decidido, como alternativa a un evento multitudinario, publicar un vídeo en redes sociales con Papa Noel como protagonista, que ha sido el encargado de encenderlas.

Papá Noel y su ayudante elfo visitan Puerto Venecia vestidos de paisano, aunque con algunos de sus elementos más característicos, como unas botas antiguas o unas orejas puntiagudas. De esta forma, se pasean por las instalaciones del complejo de incógnito, aunque no pasan desapercibidos entre los niños. En su recorrido, les invitan a poner en marcha su misión: el encendido navideño de Puerto Venecia.

Para ello, reparten una invitación secreta entre los pequeños citándolos el 21 de noviembre a las 00.00, hora en la que, mágicamente, han ido iluminando a su paso cada rincón del centro comercial. Los niños elegidos conocían muy bien el lugar, ya que se trataba de familiares de empleados y usuarios de ATADES, entidad sin ánimo de lucro con la que el complejo colabora desde su apertura, ha señalado el ‘shopping resort’ en una nota de prensa.

Asimismo, para dar la bienvenida a esta época festival también han colocado una decoración especial en el acceso a la galería, llevada a cabo en colaboración con floristerías de la ciudad.

La llegada del mes de diciembre traerá consigo cantidad de sorpresas a Puerto Venecia, que transformará algunos de sus espacios en lugares que evocarán a Laponia, la residencia habitual de Papá Noel y sus elfos. También habrá una fábrica de juguetes, decoración navideña y la tradicional visita de los Reyes Magos.

Además, el ‘shopping resort’ está inmerso en el montaje temático de su pasarela, que lucirá acorde a la ocasión. Eso sin olvidar la pista de hielo, que muy pronto estará lista para que los visitantes puedan calzarse los patines y disfrutar de sus más de 1.000 metros cuadrados de superficie, lo que la convierte en la pista de hielo natural exterior más grande del país.