El uso de la mascarilla deja de ser obligatorio desde este miércoles.

El uso de la mascarilla en las escuelas ha provocado dificultades en la expresión oral y una peor comunicación entre niños y niñas y adultos referentes, según se desprende de un estudio de la Fundación Comparte, que se ha basado en una encuesta enviada a profesionales docentes de centros educativos aragoneses.

Esta fundación, que trabaja en cinco países de América Latina, ha desarrollado un estudio sobre las consecuencias del confinamiento y otras medidas para combatir la pandemia del coronavirus en niños y niñas, como los efectos del uso de la mascarilla en escuelas, ha explicado en una nota de prensa.

Las respuestas de los maestros y maestras incluyen reflexiones, como que la mascarilla ha provocado la aparición de dificultades en la expresión oral de los más pequeños en pleno desarrollo cognitivo, un aumento de la ansiedad, problemas en el habla y en el momento de relacionarse entre ellos y también con los educadores y educadoras.

Los docentes también han alertado del agotamiento que ha provocado la mascarilla en los más pequeños, la pérdida de espontaneidad en el momento de relacionarse y una menor comunicación en relación a sus sentimientos. Asimismo, la falta de referentes visuales mientras aprenden a expresarse ha provocado una ralentización en el aprendizaje del habla, según respuestas de los maestros y maestras.