Reacciones a los confinamientos decretados en Aragón: «La cuarta ola se podía haber evitado»

El alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda. - EUROPA PRESS - Archivo

La ciudad de Calatayud es una de las nueve localidades aragonesas que, a partir de este sábado, estará en confinamiento perimetral ante el incremento de casos de coronavirus. En este contexto, el alcalde del municipio bilbilitano, José Manuel Aranda (PP), ha aseverado que esta cuarta ola de la pandemia a la que se enfrenta la región se podría haber evitado.

«Queda en evidencia la falta de coordinación y de planificación. Esto era una situación que se veía venir hace mucho tiempo», así, ha afirmado, en declaraciones a Europa Press, que, ya antes de Navidad, el Ministerio de Sanidad, junto con las Comunidades autónomas, tendría que haber establecido medidas para evitar esta situación en el marco del Consejo Interterritorial de Salud. Sin embargo, ha lamentado que decidiesen flexibilizar las restricciones.

«La pandemia no conoce fines de semana, no conoce navidades, no conoce Semana Santa, no conoce otro tipo de festividades, y, de la misma manera que se suspendieron las festividades en el verano, entiendo que ya es un momento para que las autoridades sanitarias empiecen a ser conscientes de la gravedad del tema». Aranda ha incidido en que el país lleva casi un año con esta situación «ya es hora de tomar medidas serias y, sobre todo, de aprender del trayecto recorrido».

Ha solicitado «responsabilidad» a la población, aunque también ha considerado que están «desorientados» porque la comunicación que trasmite el Gobierno de España no es la adecuada e incluso contradictoria. Aranda ha reclamado al Ejecutivo central que «cambien lo que tengan que cambiar» y que, sobre todo, «dediquen su tiempo a lo que tienen que dedicarlo, que es a controlar la pandemia».

El alcalde de Calatayud ha opinado que se están viviendo unas circunstancias «muy preocupantes», con un ministro –Salvador Illa– que está «entre Cataluña y el Ministerio» y con una situación «un poco kafkiana en este sentido de desorden, de desorientación, de descoordinación y con 17 planes diferentes –uno por cada comunidad autónoma–«.