Autobús a su paso por paseo de Sagasta - EP

La empresa del autobús urbano de Zaragoza, Avanza, ha tildado este jueves de «irresponsable e incomprensible» la ruptura de las negociaciones sobre el convenio colectivo y la decisión del comité de empresa de volver a la huelga.

En una nota de prensa, han señalado que el último encuentro mantenido con el comité en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) «ha concluido una vez más sin avenencia entre las partes a pesar del esfuerzo realizado por la empresa, que ha vuelto a incrementar su oferta económica para intentar cerrar un acuerdo».

«La sesión ha concluido pasadas las 2 de la madrugada de forma abrupta al negarse el comité a aceptar la propuesta económica, una vez cerrados ya el resto de aspectos del convenio».

Según el director de Avanza Zaragoza, Guillermo Ríos, «hemos hecho todo lo posible hasta más allá de los límites razonables, ofreciendo unas condiciones muy competitivas y aportando mejoras en todos los aspectos, pero al comité nada le parece suficiente», considerando que «el comité no se ha tomado en serio la trascendencia de la decisión que estaba tomando».

La empresa ha propuesto una revisión salarial del 11,25 % que, sumada a la antigüedad y a los diferentes pluses, supone un incremento retributivo promedio por encima del 15,5 por ciento a cierre de convenio.

Sin embargo, el comité ha considerado esta oferta insuficiente y ha preferido romper las negociaciones para seguir adelante con la huelga. La empresa lamenta que la nueva mayoría del comité se haya dejado amedrentar por los fantasmas del pasado y no haya sido valiente a la hora de tomar decisiones en beneficio de la plantilla.

Avanza ha se ha referido a la actitud del comité como «un chantaje inaceptable a la empresa y a la ciudad, pero sobre todo una falta de respeto hacia los usuarios del servicio, que van a tener que volver a sufrir por su ambición económica desmedida».