Salvan a un montañero en Ansó tras deslizarse por una pendiente de 200 metros

La Guardia Civil rescata a un montañero herido en las inmediaciones del Pico Acherito, en Ansó (Huesca). - GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de Huesca ha rescatado este miércoles a un montañero que había resultado herido tras deslizarse 200 metros por una pendiente cerca del pico Acherito, en el término municipal de Ansó. La operación se ha prolongado durante ocho horas, ya que tuvo que llevarse a cabo a pie, debido a los fuertes vientos que impidieron acercarse al helicóptero.

El montañero, un vecino de Baracaldo (Vizcaya) de 33 años, había sufrido una caída cuando descendía del pico, lo que le causó múltiples contusiones, posible fractura de peroné y una luxación de hombro. Su compañero, tras abrigarlo y dejarlo en un vivac, se dirigió al refugio a dar aviso, dado que en la zona no hay cobertura, según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca en una nota de prensa.

La central 062 de la Benemérita recibió la llamada sobre 12.30 horas, tras lo que se dirigieron a la zona el helicóptero de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Huesca, SEREIM de Jaca y sanitario del citado servicio de emergencias.

Sin embargo, debido al fuerte viento que soplaba en la zona, el helicóptero tuvo que dejar a los especialistas y el médico en el Refugio de Linza, desde donde iniciaron a pie el ascenso hasta la carta Norte del Pico Acherito.

Tras unos 7 kilómetros a pie sobre nieve, en algunos tramos completamente helada y teniendo que hacer uso de crampones y piolet, con fuertes vientos y una sensación térmica de hasta -15 grados, sobre las 19.30 horas los especialistas consiguieron dar con el accidentado en la vertiente norte del Pico Acherito, a unos 1.900 metros de altitud.

Una vez el médico del 061 hizo una primera valoración del herido, y tras inmovilizarle la pierna y el hombro, fue introducido en la camilla y comenzó su traslado, algo que debió hacerse con la máxima precaución debido al estado del terreno y el fuerte viento.

Para el traslado fue necesario asegurar la camilla con cuerdas, además de usar planchas específicas para este uso, para trasladarla como si fuera un trineo, dado que la nieve en muchos tramos se encontraba helada.

Tras casi cuatro horas a pie portando la camilla –labores a las que tuvieron que unirse todos los especialistas y el médico–, se llegó hasta el refugio, donde se encontraba una ambulancia que trasladó al herido hasta el Hospital de Jaca.

ALERTA FUERA DE PISTAS

La Guardia Civil ha advertido sobre el estado de la nieve que se encuentra fuera de pistas para todos lo que quieran salir a practicar actividades en la montaña.

La Benemérita ha señalado que, debido a las últimas lluvias caídas y los días de sol pero con temperaturas muy bajas, se ha producido una transformación de las condiciones de la nieve, que ha hecho que se hayan formado grandes zonas de hielo. Esta situación hace necesario el uso de crampones, piolet y casco.

Igualmente ha recomendado a los esquiadores de travesía que tengan en cuenta el estado de la nieve, ya que la progresión por zonas heladas puede ocasionar deslizamientos en zonas peligrosas, con el risgo de resultados muy graves.

Por ello, la Guardia Civil de Huesca ha hecho un llamamiento a la prudencia y a consultar el estado de la nieve, en páginas fiables, ya que estas condiciones son cambiantes diariamente.