VACUNACIÓN CONTRA LA COVID

Sanidad suspende la administración de la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus

España va a suspender de manera temporal la administración de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la compañía AstraZeneca, tras detectarse en otros países varios casos de trombosis en personas a las que se le habían administrado esta vacuna, según han confirmado a Europa Press.

Así se ha acordado en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), convocado de manera urgente este lunes por la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y en el que han participado los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas.

Esta decisión ya ha sido adoptada por Francia, Alemania, Iralia, Austria, Dinamarca, Estonia, Lituana, Noruega, Islandia, Tailandia e Irlanda. Además, comunidades autónomas como Cataluña, Castilla y León, Canarias, Comunidad Valenciana, Asturias y Andalucía han suspendido cautelarmente también la inoculación de esta vacuna.

Actualmente, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), que se va a volver a reunir este martes, está estudiando los eventos trombóticos notificados, si bien ha señalado que, por el momento, no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones, «que no figuran como efectos secundarios de esta vacuna».

Del mismo modo, el pasado viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que «no hay razón para no usar» la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19. «Hay personas que mueren todos los días, por lo que es normal que haya personas que han sido inmunizadas y mueren. Los informes disponibles hasta ahora no establecen una relación directa con los trombos ya que este porcentaje se ha observado también entre la población general», dijo la subdirectora general de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios, Mariângela Simão.

Un caso de trombosis detectado en España

La directora de la Agencia Española del Medicamento, María Jesús Lamas, ha informado de que este fin de semana se ha producido un caso de trombosis de senos venosos en un paciente que había recibido la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la compañía AstraZeneca.

Este hecho, y tras conocer que también se han detectado casos similares en Noruega y Alemania, un total de 11, ha hecho que España haya decidido suspender de forma cautelar y temporalmente la administración de esta vacuna.

La suspensión estará vigente hasta que el Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC, por sus siglas en inglés) de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) emita una valoración detallada de todos los casos.

EP