Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron a un hombre de 58 años como presunto responsable de un delito de estafa en grado de tentativa y otro delito de usurpación de estado civil.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles 2 de febrero en una céntrica entidad bancaria de la capital aragonesa. Un hombre se aproximó a la ventanilla y solicitó extraer 18000 euros de su cuenta bancaria, pero los empleados observaron que la fotografía del DNI que presentaba no coincidía con su rostro, motivo por el que se excusaron y le aplazaron al día siguiente para poder hacer dicho reintegro.

Agentes de la Comisaría Centro, después de que los responsables de la sucursal bancaria dieran cuenta de lo sucedido, pudieron en marcha un dispositivo para tratar de identificar y localizar al malhechor.

Al día siguiente, el hombre acudió nuevamente a la misma entidad bancaria para volver a intentar extraer el dinero. Fue en ese momento cuando fue detenido por los policías al comprobar que, efectivamente, portaba la documentación de otra persona y que intentaba hacerse con su dinero.

El detenido, que suma más de medio centenar de antecedentes policiales por hechos de distinta naturaleza, pasó ayer a disposición de la autoridad judicial, el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quedando en libertad con cargos.