Camión incendiado en la N-122 - DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ) han sofocado dos fuegos que se habían producido al incendiarse sendos camiones. Uno circulaba por la N-122, a la altura de Grisel, y el otro por la A-23, a la altura de Romanos.

El aviso por el camión incendiado en Grisel ha sido recibido a las 11.30 y hasta allí se han desplazado efectivos de los parques de Tarazona y Tauste, además de dos bomberos voluntarios de Borja, que han tenido que sofocar el fuego que se había extendido a la cuneta y enfriar bien el motor para evitar que el fuego volviese a reavivarse.

El vehículo, que ha quedado totalmente calcinado, no transportaba mercancía y el único ocupante era el conductor, que ha salido por su propio pie y no ha resultado herido. El tráfico ha quedado cortado y la Guardia Civil de tráfico se ha encargado de redirigirlo.

El segundo aviso, en la A-23, ha sido recibido entorno a las 13.00 y hasta allí se han desplazado efectivos del parque de Daroca. Los bomberos han tenido que enfriar el vehículo con agua, del que solamente ha ardido la cabina, y posteriormente echar espuma y limpiar la carretera. El camión lo ocupaban el conductor y un pasajero, que han resultado ilesos. También ha intervenido la Guardia Civil de tráfico.