Secuestran y encadenan a su hija en un piso de Zaragoza para que no vea a su novio

Imagen de una de las detenidas. Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido este jueves, 19 de agosto, en Zaragoza, a cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, de entre 25 y 35 años, como presuntos autores de un delito de detención ilegal.

Los investigadores tuvieron conocimiento de los hechos al interponerse denuncia el pasado martes, 17 de agosto, en el grupo de Atracos y Secuestros de la Brigada Regional de Policía Judicial, por una posible detención ilegal a una mujer, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Aragón en una nota de prensa.

Según manifestó el denunciante, sobre las 12.45 horas, cuando se encontraba con la víctima y una tercera persona en un bar de la zona del Gancho, cuatro personas entraron en el local y empezaron a increparles, agarrando por los brazos a la mujer y consiguiendo sacarla del bar a la fuerza y llevándosela en un vehículo pese a la resistencia ofrecida por ésta.

Los agentes, en tan solo dos horas, consiguieron localizar el domicilio en el que supuestamente estaría retenida la mujer y, en colaboración con el Grupo de Operaciones Especiales (GOES), consiguieron acceder a la vivienda, situada en la calle Oviedo, liberando a la víctima, que se encontraba atada con una cadena y cuatro candados a la verja y la cama de su habitación. 

En ese momento, los responsables de los hechos ya no se encontraban en la citada vivienda. Horas después, tras una ardua investigación, los agentes consiguieron identificar y detener a dos hombres y dos mujeres como los presuntos autores de la detención ilegal, formando todos ellos parte del circulo familiar de la víctima, han apuntado las citadas fuentes. El secuestro se produjo para que la víctima no viera a su novio, de origen marroquí, a pesar de haber cumplido ya los 18 años.

Los detenidos fueron trasladados a dependencias policiales y puestos a disposición del correspondiente Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quien, tras oírlos en declaración, decretó su puesta en libertad con la obligación de presentarse ante la autoridad judicial cuando sean requeridos.