La incidencia h afectado a numrosos trenes - DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA

Un dispositivo formado por bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ), sanitarios del Salud y del 061, Guardia Civil, voluntarios de Protección Civil de la Comunidad de Calatayud y personal de Adif ha colaborado en la atención a 500 pasajeros de un tren de larga distancia Ouigo, que circulaba hacia Barcelona, y que a primera hora de esta tarde ha quedado parado entre Cetina y Alhama de Aragón, en la provincia de Zaragoza, tras derribar la catenaria de la línea.

Al no funcionar el aire acondicionado del tren, y debido al fuerte calor, durante la espera seis de los viajeros han tenido que ser atendidos por deshidratación, ataques de ansiedad y otras patologías que en principio han sido leves.

Los recursos movilizados han proporcionado agua a los afectados y les han ayudado a hacer el cambio de tren cuando un nuevo convoy ha llegado hasta el lugar de la avería. Por parte de los bomberos de la DPZ han intervenido dotaciones de los parques de Calatayud y La Almunia.

Desde las 14.55 horas, dicho tren ha permanecido detenido en el trayecto entre Ariza y Alhama de Aragón, ancho estándar, con la catenaria desprendida.

La incidencia ha afectado a todos los trenes de la LAV Madrid-Zaragoza-Barcelona y a los trenes de Larga Distancia 9730 Ave Marsella-Puerta de Atocha. Adif ha estado trabajando en la zona desde el primer momento para resolver incidencia y proporcionar alternativas a los pasajeros.