Siete médicos son denunciados por celebrar una fiesta de madrugada en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza

Entrada principal del Hospital Miguel Servet de Zaragoza

La Policía Nacional ha propuesto para sanción a siete médicos internos residentes del Hospital Miguel Servet de Zaragoza por exceder el número de personas reunidas en un mismo espacio cerrado, personal que estaba fuera de servicio y que reconoció que estaban participando en una celebración.

Los hechos han tenido lugar en la madrugada de este martes, 25 de mayo, sobre las 2.45 horas. Fuentes policiales han explicado a Europa Press que sobre esa hora los agentes de un coche patrulla que circulaba por la zona observaron unas luces en una habitación de la cuarta planta que daba al exterior que les llamó la atención por lo que accedieron al centro.

Allí, se interesaron por si había ocurrido algo y subieron al citado lugar, donde una persona de Enfermería les indicó que esa habitación en concreto estaba cerrada, si bien los agentes sospecharon que podía ocurrir algo y comprobaron que estaba abierta, encontrando en su interior botellas de alcohol.

En ese momento, escucharon unas voces en un espacio contiguo y al acceder a él «se encontraron con siete persona agazapadas», que manifestaron que estaban celebrando algo por lo que les pidieron su documentación y elevaron una propuesta de sanción por estar más de seis personas en un recinto cerrado, ya que es el número máximo permitido por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.

Además, a la persona que les había indicado que la habitación estaba cerrada le han propuesta para sanción por desobediencia a la policía. Se trata en todos los casos de sanciones administrativas. Las personas afectadas tienen entre 25 a 28 años.

Por su parte, el Hospital Miguel Servet ha comunicado que han abierto una investigación para esclarecer los hechos y ha precisado que estos siete médicos residentes se encontraban fuera de servicio. También ha indicado que fue conocedor de esta situación por la presencia policial. En todo caso, fuentes del centro han remarcado que en ningún momento se puso ningún inconveniente a la labor policial.

EP