Foto: los bomberos, junto con la alcaldesa Natalia Chueca

Un dispositivo de ocho efectivos compuesto por un jefe de expedición, dos jefes de intervención, dos médicos, un técnico de emergencias sanitarias y dos guías caninos con sus perros han salido este domingo desde Zaragoza

Los Bomberos de Zaragoza se desplazan a esta hora a Marruecos para ayudar a las labores de rescate después del terremoto sufrido en el país vecino que ha dejado miles de muertos y desaparecidos.

Tras conocer la emergencia y conocedores de que en este tipo de situaciones el tiempo apremia, los Bomberos del Ayuntamiento ofrecieron su colaboración y los medios técnicos y humanos disponibles, tal y como hicieron en el seísmo que a comienzos de año asoló Turquía y Siria.

En coordinación con el MInisterio de Interior, organismo competente en esta materia, los Bomberos han preparado el dispositivo en tiempo récord y han partido del parque 1 de Bomberos a las 20.00 horas con dirección a Marruecos. Allí los ha despedido la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, junto a la concejal delegada de Bomberos, Ruth Bravo.

En total, el dispositivo lo conforman ocho efectivos, compuesto por  un jefe de expedición, dos jefes de intervención, dos médicos, un técnico de emergencias sanitarias y dos guías caninos con dos perros, que ya participaron en el terremoto de Turquía. El dispositivo desplazado llegará a Algeciras a primera hora de la mañana, donde cogerá un ferry hasta Tánger para después continuar el trayecto hasta Marrakech.

Como ha explicado la alcaldesa, Natalia Chueca, el desplazamiento se ha hecho por tierra para ser completamente autónomos y no consumir recursos de protección civil del propio país.

«Zaragoza ya desde primera hora de ayer, en cuanto supimos de  la catástrofe, nos preparamos y nos ofrecimos a Delegación de Gobierno para poder ayudar y colaborar como hemos hecho en otras emergencias», ha indicado Chueca, quien ha expuesto la intención del Ayuntamiento de acompañar a los equipos de salvamento y poder contribuir a salvar vidas en la medida de lo posible.

«Quiero agradecer la gran diosposición del Cuerpo de Bomberos que rápidamente, en cuanto surgió la emergencia, vio necesario actuar para poder atender esta misión, en la que no han faltado voluntarios», ha manifestado.

«Una vez más los Bomberos muestran su solidaridad y compromiso ante cualquier emergencia», ha concluido.

Por su parte, el jefe de Bomberos, Eduardo Sánchez, ha apuntado que estarán trabajando en las zonas afectadas «tres o cuatro días» una vez hayan llegado, que es el margen temporal en el que todavía podrán encontrar personas con vida. «Lo ideal hubiera sido partir y empezar en el momento posterior a que ocurriera el terremoto, pero todavía puede haber gente atrapada», ha afirmado. Estarán de vuelta el próximo viernes o el sábado.

«Vamos a llevar nuestras propias raciones de comida, bebida, tiendas de campaña y sacos de dormir para poder acudir a cualquier lugar de manera autónoma. Hay lugares muy remotos a los que no ha llegado todavía ninguna asistencia ni se tiene previsto mandar y nuestro objetivo en principio es intentar acceder a esas zonas donde no ha llegado nadie todavía»,ha precisado