Testimonio de varios estudiantes de la Universidad de Zaragoza vacunados con la vacuna de AstraZeneca

La vacunación de los estudiantes de la rama sanitaria en la Universidad de Zaragoza se prolonga hasta hoy, miércoles 17 de febrero. Son 3.300 estudiantes los que solicitaron la vacuna AstraZeneca en los campus de Zaragoza, Huesca y Teruel entre las carreras de salud humana, trabajo social y psicología.

En Zaragoza la vacunación comenzó en las instalaciones del SAD, el polideportivo del Campus San Francisco, que fue habilitado para ello con sillas y su separación pertinentes, carpas, asignación de horarios y filas en el exterior evitando así las aglomeraciones.

Los alumnos se encuentran aliviados, un mes después de que saltara la polémica cuando se les pidió ayuda voluntaria para el proceso de vacunación sin ofrecerles la propia vacuna. La vacuna supone un consuelo para aquellos jóvenes que se encuentran en el mismo escenario que el personal sanitario, a pie de cañón en la batalla frente a la Covid.

María Carbó es una de esas 3000 estudiantes que recibió ayer la vacuna. Cursa tercero de enfermería en la Universidad de Zaragoza y se encuentra en un módulo de prácticas de las urgencias del Miguel Servet. Si bien es cierto que los pacientes para ingresar en planta tienen que hacerse la PCR pertinente, en los servicios de urgencias no, y por tanto, trabajan expuestos a un público que desconoce su estado en relación al virus.

María siente una inmensa alegría tras haber recibido la vacuna: “es importante protegernos a nosotros mismos, estamos con un montón de gente y no se sabe. Pero también a nuestro entorno, somos jóvenes y la mayoría no estamos independizados, vivimos con nuestra familia. Además de proteger  a los pacientes que pueden ser personas de riesgo”.

Carmen Gonzalez aún no ha empezado las prácticas, cursa segundo de terapia ocupacional, pero sí que lo hará en próximo año en hospitales, residencias o centros de día. Allí trabajará con personas que pueden presentar mayor riesgo por la edad o patologías previas. Carmen considera esencial ponerse la  vacuna: “es muy importante no solo para ser inmune ante el virus sino sobre todo para proteger a otras personas que pueden pasarlo peor que tu o tener mayores complicaciones”. Ella se ha vacunado esta misma mañana y de momento no parece tener síntomas, pero otros de sus compañeros sí los han tenido, algo que no le preocupa, ya que entra dentro de la normalidad una vez recibida la dosis.

Cristina Lázaro de Blas