Camión estacionado en una gasolinera el día en que ha entrado en vigor la rebaja de 20 céntimos en el litro de la gasolina. - Raúl Fraile - EP

La Asamblea General Extraordinaria de la Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime), reunida este sábado, 2 de abril, ha decidido por una amplia mayoría de sus socios desconvocar la huelga, tras 19 días de paros, con motivo del encarecimiento de los combustibles.

El presidente de Tradime Aragón, José Antonio Moliner, ha explicado que los socios han tomado esta decisión después de que este miércoles se publicará en el Boletín Oficial de Estado el ‘Plan de Respuesta’ al impacto económico de la guerra en Ucrania, que incluye la bonificación con un mínimo de 20 céntimos el litro de combustible para todos los ciudadanos –que ha entrado en vigor este viernes– y las ayudas directas de 450 millones de euros para empresas del transporte de mercancías.

Moliner ha asegurado que el principal «reto» era conseguir la bajada del precio de los carburantes y se ha hecho, aunque, ha matizado, «quedan muchas cosas por hacer«. Ha dicho que estas medidas son «un parche» como todas las acciones que se han implementado en los últimos 30 años en la industria transportista pero «va a servir para seguir sobreviviendo», ha apuntado.

Entre otras reivindicaciones, ha explicado el presidente de Tradime está el reconocimiento de las enfermedades profesionales, el adelanto de la jubilación a los 60 años y la creación de incentivos para garantizar el relevo generacional. Todo ello se detalla en un estudio que se presentará en breve por la Asociación, que cuenta con más de 700 socios y 200 vehículos en Aragón.