Tranvías de Zaragoza retira ahora la última oferta que hizo a los trabajadores

Tranvía de Zaragoza - EP

Tranvías de Zaragoza, tras evaluar el fuerte impacto que va a suponer en sus cuentas la gran subida del IPC, así como la previsión de demanda para el cierre de 2021, un 30 por ciento inferior a la de 2019 y con una recuperación de la misma todavía incierta, ha comunicado este lunes la retirada de la última oferta presentada el pasado 3 de septiembre al comité de huelga.

Esta oferta fue rechazada sistemáticamente por el comité, a pesar de suponer un «gran esfuerzo» en cuanto a mejoras salariales, sociales y organizativas, dentro del actual contexto de pandemia y de dificultad económica, y que garantizaba, además, la estabilidad en el empleo.

Esta retirada de la oferta, que ha estado sobre la mesa durante más de dos meses y está muy por encima de otros convenios recientemente firmados, tanto en el sector privado como público, se produce en un contexto de «nula voluntad» por parte del comité de huelga de alcanzar un acuerdo sensato, manteniendo un «afán dilatorio y recrudeciendo los paros convocatoria tras convocatoria», han lamentado desde Los Tranvías de Zaragoza en una nota de prensa.

Después de tres años de negociaciones, la novena convocatoria de huelga por parte del comité, actualmente en vigor, «está impidiendo a los ciudadanos de Zaragoza retomar paulatinamente su vida habitual».

Precisamente, en esta novena convocatoria, el comité de huelga ha vuelto a diseñar sus paros en los momentos más concurridos de la jornada, en las horas punta para los usuarios que viajan por motivos laborales o de estudios principalmente.

«REHÉN» Esta situación está suponiendo un «impacto» en la demanda y, por tanto, en las posibilidades económicas de la empresa, haciendo «inviables» unas peticiones, que, desde el inicio, estaban muy alejadas de la situación real que sufría el conjunto de la sociedad.

Es en este contexto de pandemia, ahora que los datos de contagios están nuevamente repuntando, el viajero es el que «está siendo rehén» de una situación que ya debería haberse solucionado.

Los servicios mínimos se han establecido en el 60 % y el comportamiento de los viajeros está siendo «ejemplar», han considerado. La empresa lamenta, en cualquier caso, las afecciones y molestias que están sufriendo.

CHANTAJE

El Operador, Tranvías Urbanos de Zaragoza, S.L y la Concesionaria, SEM Los Tranvías de Zaragoza, S.A. «rechazan categóricamente el chantaje» a Zaragoza, con la estrategia prepotente del comité de huelga de paralización de un servicio público esencial.

Tranvías de Zaragoza ha asegurado que «mantiene, en todo momento», su ánimo para encontrar un acuerdo, pero dentro de unas condiciones «razonables» que tengan en cuenta la situación económica actual, la caída de la demanda y el fuerte incremento del IPC.

Esta realidad «choca de lleno» con la última propuesta del comité de huelga, planteada el pasado 27 de octubre, que implicaba un aumento de la masa salarial superior al 59,8 por ciento, que repercutiría drásticamente en las cuentas de la empresa y su viabilidad.

A pesar de esta continua afección a Zaragoza y sus ciudadanos, el comité ha rechazado repetidamente una oferta que estaba al «límite» de las posibilidades de la empresa y que ahora retira.

Esta oferta que ha estado encima de la mesa desde el 3 de septiembre, incluía varios puntos esenciales. Entre ellos figura la reducción de jornada anual en 8 horas durante 3 años, hasta alcanzar al fin del convenio las 1.688 horas, 24 horas menos que el actual, el equivalente a 3 días de trabajo.

Una propuesta que suponía sólo en términos económicos un incremento superior al 10 por ciento a la finalización del convenio en 2023. Lo cual aumentaba el sueldo de los 27.000 euros actuales a 29.700 euros.

Sólo para este 2021, teniendo en cuenta las mejoras económicas y de jornada suponía una mejora de las condiciones del 5,6 % y para el próximo año 2022 de un 4,6 por ciento.