Tres detenidos por secuestrar y torturar a una hombre en Zaragoza durante tres días

Imagen de la detención. Policía Nacional

Tres hombres han sido detenidos en Zaragoza por la Policía Nacional como presuntos autores de un delito de detención ilegal, amenazas, extorsión, lesiones y robo con violencia. Mantuvieron retenido ilegalmente a un hombre durante tres días en un domicilio de la calle Eloy Martínez, en el barrio de Delicias, y le sometieron a torturas y trato degradante, además de amenazar a su madre, exigiéndole dinero para liberarlo.

Los hechos tuvieron lugar a mediados del pasado mes de julio, pero no han sido denunciados hasta septiembre por la víctima, que ha seguido sufriendo amenazas y lesiones por los mismos individuos, que han sometido también a su madre a extorsiones y robos con violencia, según ha informado la Jefatura Superior Policía de Aragón en una nota de prensa.

Los detenidos son tres hombres, de entre 31 y 34 años. La víctima denunció que cuatro individuos a los que conocía de vista, le abordaron en la calle a mediados de julio, y le condujeron en contra de su voluntad hasta un domicilio en la calle Eloy Martínez. Allí lo mantuvieron durante tres días atado a una silla, y lo sometieron a torturas y otros tratos crueles y degradantes.

Entre otras acciones, llegaron a romperle un diente con un destornillador y lo envolvieron en un plástico para golpearlo repetidamente por todo el cuerpo.

Posteriormente, el 7 de septiembre, según el denunciante, estos mismos hombres lo abordaron a punta de pistola y, tras golpearle en la cabeza, lo introdujeron a la fuerza en un portal de la avenida de Madrid, donde le sustrajeron, entre otros efectos, las llaves del domicilio de su madre, al que accedieron más tarde, sin encontrar nada para llevarse.

Al día siguiente, dos de estos sujetos abordaron a la progenitora de la víctima cuando salía de su casa, arrebatándole con violencia el bolso que llevaba.

Por último, el 10 de septiembre, el denunciante fue interceptado de nuevo en la calle por los mismos sujetos y conducido a la fuerza al domicilio de la calle Eloy Martínez, en el que había sido retenido días atrás, y en donde volvieron a agredirle físicamente. Tras este episodio, intimidaron de nuevo a su madre, exigiéndole esta vez dinero, bajo amenazas de muerte.

Así mismo el denunciante ha manifestado que durante esa retención fue obligado, con un cuchillo en el cuello, a realizar una grabación en la que se autoinculpaba de la violación de una mujer, hecho que asegura que no ocurrió.

La madre del agredido ha relatado a los agentes que temía seriamente por la vida de su hijo, por lo que entregó en repetidas ocasiones cantidades de dinero en efectivo a los agresores. Éstos llegaron incluso a pincharle en la zona lumbar con un objeto punzante durante una de las amenazas.

Tras la denuncia presentada por la víctima y su madre, investigadores del Grupo de Atracos de la Brigada Regional de Policía Judicial lograron identificar y localizar a los presuntos responsables.

Los agentes detuvieron a dos de los supuestos delincuentes, en una operación llevada a cabo el pasado martes 21 de septiembre, sobre las 20.00 horas. Minutos después lograron interceptar en la calle a otro de los investigados, quien también ha sido arrestado y trasladado, junto con los otros dos agresores a dependencias policiales.

La operación ha corrido a cargo del citado Grupo de Atracos, junto con el Grupo de Operaciones Especiales, Guías Caninos.

Los tres detenidos, que cuentan con varios antecedentes policiales, ha sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en la tarde de este pasado jueves, 23 de septiembre, decretando su titular la libertad con cargo para los tres.