Un accidente provoca retenciones de varios kilómetros en la salida de Zaragoza a Huesca

Autovía A23 en la salida de Zaragoza. Gmaps

El accidente de un camión, que ha quedado cruzado en la calzada, ha provocado retenciones de varios kilómetros en la N-330, en la salida de la ciudad de Zaragoza en dirección a Huesca, lo que ha obligado a desviar el tráfico por la Ciudad del Transporte y por la autovía A-23.

El siniestro se ha producido sobre las 6.45 horas, generando en los primeros momentos el corte de la vía y después retenciones de hasta cuatro o cinco kilómetros, entre los puntos 509,7 y 506. La lluvia ha dificultad más todavía la circulación, han apuntado desde el Centro de Gestión de Tráfico.

Las retenciones se han prolongado durante algo más de dos horas, hasta pasada las 9.00 de la mañana, si bien ya se circula con normalidad.

También se puede transitar sin problemas por la autovía A-2, después de que sobre las 8.00 horas se haya producido una colisión múltiple a causa de la lluvia, en la que se han visto implicados, al menos, tres vehículos.

El accidente ha tenido lugar en la vía de servicio de la A-2, en el kilómetro 323,2, en el término municipal de Zaragoza, en sentido Barcelona. En este punto, también ha habido retenciones, de unos dos kilómetros, durante una hora. En ninguno de los dos casos ha habido que lamentar daños personales.