Un conductor de la línea 32 de Zaragoza retiene a cinco ladrones en el interior del bus urbano

El suceso tuvo lugar en la línea 32, en la avenida Cataluña. Gmaps

La Policía Nacional ha detenido a cinco jóvenes, tres de ellos menores de edad, como presuntos autores del robo con violencia de una cadena de oro a una mujer de 86 años en Zaragoza. Los arrestados fueron interceptado cuando se alejaban del lugar de los hechos en un autobús urbano de la línea 32, ha informado la Jefatura Superior de Aragón en una nota de prensa.

La actuación policial tuvo lugar el pasado lunes, 6 de septiembre. El operativo de la detención se activó en torno a las 16.15 horas al recibir el Centro Inteligente de Mando, Comunicación y Control (CIMACC-091) una llamada donde un hombre manifestaba que, en la avenida Cataluña, un conductor de la línea de autobús 32, en dirección a La Bombarda, tenía retenido a un grupo de cinco varones que, al parecer, acaban de cometer un robo con violencia sobre una mujer de avanzada edad mediante el método del ‘tirón’.

La dotación policial desplazada al lugar se entrevistó con el conductor del autobús, quien dijo haber sido requerido por un joven que le dio el alto, gritándole que parara.

Este joven explicó a los agentes que había visto cómo ese grupo de varones había robado a una mujer de avanzada edad, tirando fuertemente de lo que parecía un colgante que llevaba en el cuello. Después, huyeron rápidamente y se subieron al autobús.

La víctima, que también se encontraba en el lugar, relató a los agentes que un grupo de individuos la había abordado por la espalda y uno de ellos le había arrancado, de un fuerte tirón, una cadena de oro que portaba en el cuello. Fruto de la agresión, la mujer mostraba una erosión en la zona producida por la acción del robo.

Los funcionarios policiales identificaron y detuvieron a los cinco jóvenes señalados, a los que intervinieron dos armas blancas, que les fueron detectadas al realizarles el cacheo de seguridad.

Tras realizar los trámites pertinentes en dependencias policiales y dar cuenta de los hechos a la Fiscalía de Menores, los detenidos menores de edad fueron entregados a sus correspondientes tutores legales y los otros dos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia, donde fueron oídos en declaración, decretándose después su puesta en libertad.