Un estudio para detectar de manera precoz la desnutrición, Premio Investigación Final de Residencia en el Miguel Servet

El doctor Diego Casas, en el centro. GOBIERNO DE ARAGÓN

El Premio de Investigación ‘Final de Residencia’ del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza ha recaído este año en el doctor Diego Casas Deza, de la especialidad de Aparato Digestivo, por un estudio realizado sobre nuevos parámetros para detectar la desnutrición de forma más precoz en los pacientes oncológicos.

Los pacientes que no tienen una buena nutrición responden peor a los tratamientos, sufren más complicaciones en el proceso de su enfermedad e incluso presentan una mortalidad más rápida, por lo que tratar cuanto antes el problema de la desnutrición puede ayudarles en mejorar el pronóstico de su patología.

La investigación ha sido realizada junto a la doctora Marta Gascón, del servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico Lozano Blesa, y el doctor José Miguel Arbonés, del grupo ADIPOFAT del IACS, ubicado en la Unidad de Investigación Traslacional del Servet, ha señalado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

Diego Casas ha explicado que en el estudio «se recogió una muestra de 165 pacientes y se seleccionaron localizaciones tumorales de alto riesgo de malnutrición –tumores del tracto digestivo superior y cabeza y cuello– y otra población, que eran los pacientes de cáncer de colon, de bajo riesgo de desnutrición».

«Se trataba de pacientes que ya estaban en tratamiento y se han considerado muchas variables tanto oncológicas, como nutricionales», ha añadido.

Las conclusiones establecen que «los nuevos criterios GLIM –que es como son conocidos en el argot médico– permiten un diagnóstico más precoz de la desnutrición en estos pacientes, lo cual posibilita intervenir antes y prevenir las complicaciones de las fases más avanzadas que son las más difíciles de tratar», ha apuntado el especialista.

El estudio ha sido presentado en los Congresos más importantes de Oncología –nacional y americano– y ya ha sido admitido para su publicación en ‘Clinical Nutrition’, revista de referencia de la Sociedad Europea de Nutrición y Metabolismo.

«A pesar de la pandemia hemos conseguido hacer trabajos de calidad y no solo de la COVID, sino que hemos sacado tiempo también para investigar otras patologías que siguen existiendo», ha dicho el doctor Casas.

El accésit del Premio de investigación ‘Final de Residencia 2021’ ha recaído en el oftalmólogo Martín Puzo por su trabajo sobre la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). La línea de investigación del Servet, en la que ha trabajado Puzo, forma parte de un proyecto mundial de lucha contra la ceguera de la retina. Se trata del ‘Fight Retinal Blindness!’, del Save Sight Institute de Sídney (Australia).