Un fontanero de Zaragoza sorprende a dos hombres robando material de su furgoneta

Vehículo de la Policía Nacional patrullando en Zaragoza- POLICÍA NACIONAL

Agentes de Policía Nacional han detenido a dos hombres de 45 y 31 años respectivamente como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en el interior de una furgoneta, tras ser sorprendidos por su propietario.

Los hechos ocurrieron este martes, 23 de noviembre, sobre las 15,45 horas, cuando el dueño del vehículo, que se encontraba estacionado en la calle Fray Luis Urbano, se acercó a este para recoger un material de fontanería que necesitaba para su trabajo. En ese momento, observó a dos varones junto a su furgoneta en actitud vigilante.

Los dos individuos, al percatarse de su presencia, salieron corriendo y se introdujeron rápidamente en un coche, causando daños en el vehículo de delante al realizar una «brusca» maniobra evasiva, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Aragón en una nota de prensa.

Al comprobar su furgón, vio que habían forzado el bombín de la cerradura de la puerta lateral y que del interior le habían sustraído diversas herramientas y material de fontanería.

El afectado procedió entonces a llamar a la sala del CIMACC 091, personándose en el lugar un indicativo policial de la Comisaría de Arrabal, que gracias a la descripción aportada de las características físicas, vestimenta y del vehículo, logró localizar a los presuntos autores en el barrio de Las Fuentes, procediendo a su inmediato arresto.

Al realizar los agentes el cacheo de seguridad a los dos individuos, encontraron entre sus pertenencias una factura de una chatarrería situada en el polígono Cogullada en la que figuraba una operación de compraventa de diverso material de fontanería a nombre de estos.

Los investigadores acudieron a este establecimiento e intervinieron una pieza de latón que suele emplearse en fontanería, al tener sospecha de que podría tratarse de parte del material sustraído al propietario de la furgoneta, corroborando dicha suposición con posterioridad.

Los ladrones, que contaban con diversos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 7 en funciones de Guardia el miércoles 24 de noviembre, quien decretó su libertad con cargos tras ser oídos en declaración.