Un preso de tercer grado desactiva la pulsera telemática y atraca ocho comercios en Zaragoza

Detenido un hombre por atracar en establecimientos de alimentación y gasolineras de la ciudad. - POLICÍA NACIONAL

Agentes de Policía de Aragón han procedido a la detención de R.J.H., de 42 años, como presunto responsable de varios robos con intimidación perpetrados en establecimientos de alimentación y gasolineras de la capital aragonesa.

El Grupo de Investigación de Robos con Violencia o Intimidación tuvo conocimiento de que en Zaragoza se estaban produciendo una sucesión de robos con intimidación en diferentes establecimientos, la mayoría mediante la exhibición de un arma blanca. El nexo de todos estos hechos era el mismo modus operandi y la misma descripción física, kinésica e indumentaria del asaltante.

La Jefatura Superior de Policía de Aragón ha informado de que el primer asalto se produjo el pasado 6 de enero en un establecimiento de venta de frutos secos de la calle Delicias. El autor intimidó con un arma blanca a la empleada, acorralándola contra el mostrador, para arrebatarle el dinero que en ese momento había en la caja registradora y salir corriendo del lugar.

El hombre continuó realizando atracos en otros negocios con la misma técnica, aprovechando la ausencia de clientes para entrar en el establecimiento y poder atemorizar verbalmente a las empleadas, siempre mujeres, con un arma blanca y hacerse con el botín.

Los agentes especializados en este tipo de robos lograron identificar al autor en una de sus salidas. Dadas las coincidencias, los investigadores junto con el Letrado de la Administración de Justicia, realizaron dos registros domiciliarios en la ciudad, donde se localizaron las prendas que portaba en los numerosos atracos, entre otros efectos.

Este hombre, que se encontraba en régimen abierto de tercer grado con control telemático a través de un dispositivo de localización, tenía la obligación de pernoctar en una vivienda específica en Zaragoza. Ayudado por su hermano, manipuló el dispositivo y quebrantó esta medida impuesta por el juzgado. Así que, por dicha manipulación, también se le imputó un delito de quebrantamiento de condena.

Tras una larga investigación y varios dispositivos de seguridad, los agentes consiguieron esclarecer el resto de hechos denunciados hasta el momento, aunque no se descartan nuevas imputaciones de hechos que están siendo investigados. Desde enero, el individuo ha atracado seis comercios de venta de frutos secos y dos gasolineras, perpetrando los tres últimos robos el pasado fin de semana.

Al final, R.J.H. ha quedado en libertad con cargos tras prestar declaración en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia este viernes, 14 de mayo.