Un radar de la A-23 «caza» a una furgoneta a 186 km/hora

Imagen de archivo de un control de velocidad de la Guardia Civil. - GUARDIA CIVIL

El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico perteneciente al Subsector de Tráfico de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel ha investigado al conductor de un vehículo que fue detectado por un radar fijo de la autovía A-23 circulando a 186 kilómetros por hora cuando debía hacerlo a 90 por viajar en una furgoneta.

La Benemérita ha informado en una nota de prensa de que este exceso de velocidad fue captado por un radar fijo de la Dirección General de Tráfico, ubicado en el kilómetro 88,600 de la autovía A-23, en el término municipal turolense de La Puebla de Valverde.

La Guardia Civil ha recordado que las furgonetas tienen un límite de velocidad de 90 kilómetros por hora en las autovías por lo que el conductor de este vehículo ha incurrido en un delito contra la seguridad vial. Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Guardia de Teruel.

43 muertes en Aragón en este año

La Dirección General de Tráfico y la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular de Espalda (AESLEME) colaboran en la realización de controles de concienciación y sensibilización. La diferencia de estos controles es que una persona, con secuelas por un siniestro vial, participa junto a Guardia Civil en tareas de sensibilización.

La delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, ha visitado este martes uno de estos controles, donde ha explicado que «en lo que va de año se han producido en Aragón 37 siniestros de circulación con fallecidos, que han supuesto la muerte de 43 personas; en todo el 2019, fueron 53 las víctimas mortales».

Ha añadido, además, que «a estas dramáticas cifras hay que sumar las de muchas personas cuya vida queda truncada como resultado del suceso». De hecho, se calcula que cada año en España hay más de 13.000 personas que sufren secuelas graves por la siniestralidad vial. La delegada, junto a Francisco Ureta, delegado autonómico de AESLEME, ha estado presente en un control en la A-120, en Zaragoza, en compañía del subdelegado en Zaragoza, Fernando Beltrán, y el Jefe Provincial de Tráfico, José Antonio Mérida.

EP