La consejera de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, se reúne con responsables de Greene y Adiego Hermanos, que van a crear una planta de valorización de residuos en Muel (Zaragoza). - LUIS CORREAS

Greene Enterprise pondrá en marcha una planta de valorización de residuos industriales, en colaboración con la empresa aragonesa Adiego Hermanos, en el municipio zaragozano de Muel, que prevé abrir sus puertas en el primer semestre de 2025, con una inversión de 24,43 millones de euros y que generará 25 empleos directos y 40 indirectos.

Así lo han explicado, en declaraciones a los medios de comunicación, la consejera de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, el director de Proyectos de Greene Muel, Carlos Cataluña, el director general de Adiego Hermanos, Joaquín Portillo, y el alcalde de Muel, Israel Remón.

Todos ellos se han reunido este miércoles, 7 de diciembre, en el despacho de la consejera de Economía, quien ha manifestado que este proyecto será declarado de interés autonómico –para agilizar su tramitación y reducir los plazos administrativos a la mitad–, representando el expediente número 55 de este tipo que ha impulsado su Departamento desde 2015, «que han supuesto una inversión de 4.500 millones de euros y 17.900 empleos directos».

Los plazos del proyecto

La empresa que creará esta planta se denominará Valogreene Muel y estará ubicada en el polígono industrial El Pitarco, en una parcela en la que ya está autorizada la actividad clasificada de almacenamiento de residuos no peligrosos. La compañía estima que las obras comenzarán en noviembre de 2023, en diciembre de 2024 se iniciarán las pruebas de funcionamiento y en 2025 estará operativa la planta.

Gastón ha comentado que Greene Enterprise, fundada en 2011 en Elche, aportará su experiencia en el ámbito de la ingeniería y tecnología y la aragonesa de Adiego Hermanos también contribuirá con su saber hacer y «va a garantizar el suministro de la materia prima».

El director de Proyectos de Greene Muel, Carlos Cataluña, ha detallado que su materia prima es el residuo «que ya no es reciclable, ni valorizable, que no se puede hacer nada por él y su destino final sería un vertedero o su incineración». Ha comentado que son residuos que mezclan plásticos con papel y cartón y residuos orgánicos.

En esta planta, recibirán esa materia prima previamente seleccionado por Adiego Hermanos y se tratará «con una tecnología propia, una reacción de pirólisis termoquímica, que no tiene nada que ver con la incineración porque no utiliza oxígeno, ni aire en su realización con lo cual los productos y gases obtenidos no son tóxicos, ni peligrosos para el medio ambiente, ni para las personas».

La planta generará tres tipos de productos finales: aceites pirolíticos –también conocido como biocrudo, bioaceite o green oil–, carbón activo y agua pirolítica. Para los primeros ya poseen un contrato con una compañía y hay otras dos «muy interesadas», ha dicho Cataluña. Estos aceites permiten obtener plásticos circulares.

Por su parte, el carbón o biochar es «muy puro» y se usa como filtro para olores y limpieza de gases y en el caso del agua pirolítica, «es una mezcla de montones de productos químicos de alto valor añadido» que se separan uno a uno para comercializarlos, «de forma que al final obtenemos una circularidad prácticamente completa de los productos y de los residuos que recibimos», ha añadido.