Imagen de archivo de un incendio en la provincia de Huesca.

La Guardia Civil ha detenido este lunes a un varón de 22 años de edad y vecino de Barbastro (Huesca) como supuesto autor de un delito de daños al provocar, presuntamente, un incendio en Castejón del Puente. El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Monzón le ha puesto en libertad con la obligación de personarse ante la autoridad judicial cuando sea requerido.

Los hechos ocurrieron este sábado durante una celebración familiar, que se llevaba a cabo en una carpa en Castejón del Puente. Al parecer, uno de los invitados tiró varios cohetes voladores, de los que dos fueron a parar a unas fincas situadas junto a una urbanización.

Tras la caída de los cohetes se produjeron dos conatos de incendios, uno de los cuales pudo ser apagado rápidamente gracias a la actuación de un vecino, mientras que el otro avanzó rápidamente a través de las malas hierbas hasta una zona de setos de una urbanización cercana y prendió con más fuerza, teniendo que personarse los bomberos, que consiguieron apagar el fuego, aunque ya se habían producido daños de entidad tanto en la vivienda cómo en un vehículo.

Al lugar acudieron de inmediatp personal de los Puestos de la Guardia Civil de Monzón y Barbastro y Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barbastro, los cuales procedieron a mantener fuera del radio de acción a las personas que había en el lugar, mientras los bomberos extinguían el incendio.

Una vez controlado y extinguido el fuego se realizó una inspección ocular, con recogida de indicios por parte del Laboratorio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca, que junto con la información recabada por el Equipo de Policía Judicial de Barbastro han dado lugar a la identificación del presunto autor de los hechos.