El granizo que cayó en Calanda era del tamaño de pelotas de ping pong. AEMET

El Ayuntamiento de Calanda estudia pedir para este municipio turolense la declaración de zona catastrófica, tras la fuerte granizada de este martes, que ha arrasado con los cultivos que habían sobrevivido a las heladas del pasado mes de abril, de manera que entre el 80 y 90% de la producción se ha perdido. Las piedras de granizo llegaron a medir cinco centímetros.

El alcalde de la localidad, Alberto Herrero, ha explicado que, en colaboración con el Gobierno de Aragón y el Ejecutivo central, van a evaluar la situación y la posibilidad de establecer ayudas al sector a través de esta fórmula.

Ha comentado que la mayoría de los cultivos sí estaban asegurados frente al granizo, pero no para las heladas ya que de la magnitud en que tuvieron lugar en abril, cuando los árboles están en floración, no es habitual que ocurra.

Herrero ha subrayado que este municipio «es netamente agrícola» y sus principales cultivos son el Melocotón de Calanda, que tiene Denominación de Origen Protegida, el olivo y el almendro, todos ellos dañados, así como cereal –trigo y cebada–.

Por otra parte, ha apuntado que también han resultado afectadas infraestructuras municipales y ha habido rotura de tejas, en cubiertas e incluso en canaleras, si bien la valoración económica no se ha concretado todavía.

«Es un año aciago, no recuerdo un tan drástico como éste», en el que el principal sector económico del municipio va a sufrir «grandes pérdidas» ya que hay que tener en cuenta también el incremento de los gastos por la subida de precios, a los que se iba a hacer frente porque se confiaba en obtener un buen precio por el melocotón.

Herrero ha mostrado su disposición a apoyar al sector en todo lo que sea posible. «Son momentos complicados, pero hay que salir de ellos como se ha hecho multitud de veces», ha opinado.

El alcalde ha comentado que este miércoles también están en alerta naranja por tormentas. «Esperemos que solo caiga agua», tras una granizada, este martes, con piedras de gran tamaño, que se produjo algo antes de las 17.30 horas y que se repitió media hora después, «en seco por lo que el daño se multiplica».

Imagen del granizo. Meteo Aragón