Unos 5.500 aragoneses son diagnosticados de cáncer cada año. - DGA

Alrededor de 5.550 aragoneses son diagnosticados de cáncer cada año, si bien se calcula que hasta un tercio de las muertes por esta patología –es decir, alrededor de 3.500 anualmente– son prevenibles con hábitos y estilos de vida saludables. Este viernes es el Día Mundial contra el cáncer.

En una nota de prensa el Gobierno de Aragón ha señalado la lucha desde la Comunidad contra esta enfermedad a través de una apuesta por la equidad en los tratamientos, la renovación tecnológica y los programas de cribado, fundamentales para la detección precoz de esta enfermedad y la reducción de la mortalidad.

Mejorar el tratamiento contra el cáncer en toda la comunidad y optimizar los recursos en un servicio de alta tecnología sanitaria han sido las líneas claves en el trabajo desarrollado en los últimos años y que ha permitido notables avances en todo el territorio aragonés, según el Ejecutivo autonómico.

Así, gracias a la Unidad Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón, los pacientes pueden acudir a su hospital más cercano para las consultas de evaluación, seguimiento y revisiones. De este modo, son los facultativos los que acuden a los hospitales que no están ubicados en la capital aragonesa, evitando un gran número de desplazamientos a sus pacientes.

También se ha consolidado ya la práctica de la Radioterapia Intraoperatoria (RIO) de cáncer de mama en los centros hospitalarios del territorio, gracias a la implicación de los servicios de Oncología Radioterápica, Física y Protección Radiológica y Cirugía de Mama.

Este procedimiento permite que en la misma sesión quirúrgica en la que a la mujer se le extrae el tumor se le administre la radioterapia en el mismo procedimiento, evitando los traslados posteriores para recibir radioterapia.

SEIS ACELERADORES

Además, tras la inauguración el pasado mes de octubre del nuevo acelerador del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, Aragón cuenta ya con seis aceleradores para el tratamiento de los pacientes de cáncer. Cada uno de ellos puede tratar entre 550 y 700 pacientes al año.

Precisamente, y en la línea de garantizar la equidad en los tratamientos en toda la comunidad, ayer mismo se constituyó en Teruel la Comisión de Seguimiento de Radioterapia del sector sanitario de Teruel, integrada por representantes del Departamento de Sanidad y del SALUD y de colectivos como la Asociación contra el Cáncer y la Federación de Vecinos San Fernando de Teruel.

También se renovaron durante la pasada legislatura los mamógrafos destinados al cribado de cáncer de mama en las tres provincias aragonesas y los diferentes hospitales aragoneses cuentan también con seis nuevos mamógrafos digitales y 16 ecógrafos de altas prestaciones.

Es, de hecho, el cribado uno de los instrumentos fundamentales para la detección del cáncer de mama y el cáncer de colon. En el caso de los tumores de mama, este programa, indicado para mujeres entre los 50 y 69 años, cuenta con una participación global del 75 por ciento de las mujeres invitadas, con una tasa de detección global de 5,6 cánceres por 1000 mujeres exploradas.

En el caso del cáncer de colon, la participación es del 50 por ciento y en el 5 por ciento de los casos es preciso realizar una colonoscopia posterior para confirmar o descartar una lesión.